Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Guía rápida para denunciar un robo en Navidad

Los viajes navideños aumentan las posibilidades de sufrir un robo en casa, por lo que conviene aprender cómo denunciar si se da el caso

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 29 diciembre de 2015
Imagen: eddiephotograph

Las ausencias del domicilio algo prolongadas, como las que se registran por Navidad, aumentan el peligro de robo. ¿Cómo se denuncia si se da esta situación durante estas vacaciones? En esta guía se ofrecen todas las claves.

  • Avisar a las autoridades. Cuando alguien sufre un robo, el primer impulso es entrar en la vivienda para ver si falta algo. Pero conviene no hacerlo. Hay que llamar cuanto antes a la Policía y, sobre todo, mantener la calma.

  • Denunciar en menos de 72 horas. Es importante poner la denuncia cuanto antes. Conviene hacerlo en el plazo de 72 horas desde que se percibe la falta de objetos o se sospecha de que alguien ha entrado en la casa. El denunciante tiene que probar que es el dueño o el inquilino, así es que deberá mostrar la documentación que lo acredite.

  • No tocar nada: no cerrar ventanas ni puertas. De este modo será más fácil para la Policía saber por dónde entraron los cacos, tomar huellas, seguir la pista o saber si, por la forma de trabajar de los ladrones, ya habían actuado antes por la zona.

  • Preguntar a los vecinos. Es posible que alguno haya visto personas sospechosas, escuchado algún ruido extraño e incluso sufrido la sustracción en su propio hogar. Cuando lleguen los agentes, el dueño de la vivienda robada podrá transmitirles estos datos para facilitarles su trabajo.

  • ¿Robo o hurto? La Policía inspeccionará el domicilio y, junto a lo expuesto por el denunciante, podrán determinar si se trata de un atraco o expoliación, de un robo o de un hurto. Esto determina una pena para el ladrón y una cobertura distinta por parte del seguro.

    • En el hurto no se hace uso de la fuerza sobre las cosas y tampoco hay intimidación o violencia sobre el individuo.

    • En el robo, por el contrario, sí hay fuerza sobre las cosas para sustraer el bien, se rompen las puertas, cerraduras, etc.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones