Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

La cuesta de enero: ajuste presupuestario familiar

Iniciado el nuevo año y, en general, con nuevos propósitos, tal vez sea el momento de reflexionar sobre aquellos aspectos de nuestro sistema de vida que implican gastos superfluos.

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 5 enero de 2004
Tras los excesos navideños llega la cuesta de enero y, en muchas economías familiares, se presentan dificultades para llegar a fin de mes. Quizás sea éste el momento de replantearnos ciertos gastos o hábitos que nos permitan hacer más suave la "cuesta" y que nos faciliten racionalizar para el futuro nuestra "estructura de costes". Es obvio que los gastos son muy personales, pero intentaremos mostrar ciertos consejos que nos ayuden a recapacitar sobre su idoneidad:

a) En enero se producen las subidas de la mayor parte de los productos y servicios que consumimos (electricidad, teléfono, gas, pan, transportes públicos, etc.). Tengamos esto en cuenta, ya que, por consecuencia, el gasto mensual ha de ser superior al de meses antecedentes. Posiblemente, el primer mes del año traiga también un aumento de nuestros ingresos por el incremento de nuestro salario o pensión. De todas formas, debemos intentar compensar en lo posible ambos conceptos.

b) Quizás sea el momento de valorar la eliminación de algunos gastos innecesarios, sin que por ello descienda el nivel de calidad de vida. Cada hogar es único, pero, por ejemplo, conviene sopesar si compensa el pago de distintos canales televisivos o el mantenimiento de más de una tarjeta de crédito que a posteriori no es utilizada.

c) Pueden plantearse ciertos hábitos que a su vez pueden implicar un ahorro y un beneficio para toda la comunidad. Así, utilizar con mayor asiduidad los transportes públicos, en vez del vehículo particular; economizar y utilizar racionalmente el agua, el gas y la electricidad, etc.

d) En el mes de enero, coincidiendo con la escasez en muchos hogares de recursos monetarios, se producen las rebajas comerciales más importantes de todo el año. En primer lugar, procure no dejarse llevar por tentaciones consumistas y adquiera tan sólo aquellos bienes que realmente precise. Si, aún así, considera indispensable la compra de algún bien mediante descubiertos en su cuenta o mediante aplazamientos por utilización de la tarjeta, ha de saber que ambas financiaciones son excesivamente caras. Quizás podría aplazar la compra para más adelante.

e) Estos planteamientos de racionalización no sólo han de ser cumplidos a título individual, sino que también se ha de procurar que sus principios generales se transmitan, en la medida de lo posible, a aquellas personas que, de una u otra manera, dependen de nosotros.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones