Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Tarifas sociales para desempleados

Las personas que se encuentran en paro pueden contratar bonos y planes específicos en empresas eléctricas y de telefonía con descuentos de hasta el 50%

Empresas energéticas y de telecomunicaciones han creado tarifas especiales que abaratan las principales facturas domésticas de los parados. Los bonos sociales permiten que los servicios de electricidad les resulten menos caros durante dos años si todos los miembros de la familia están sin trabajo. Las compañías de telefonía cuentan también con planes específicos para desempleados, que pueden obtener un descuento en su recibo de hasta el 50%. Eso sí, hasta un límite de 20 euros por factura.

Bonificaciones en telefonía

El gasto en llamadas telefónicas se halla entre los más abultados en la mayoría de los hogares. También en este caso se prevén ayudas para que quienes se encuentran en situación de desempleo puedan pagar la factura de teléfono con menos dificultad. El plan de descuentos a desempleados -vigente hasta el 31 de diciembre de 2010- aplica a las facturas de fijos y móviles un descuento de hasta el 50%, hasta un límite máximo de 20 euros por factura en ambas modalidades. Para acceder a esta bonificación, los usuarios tienen que acreditar su situación de desempleo y llevar al menos seis meses de relación con la compañía en cuestión (Movistar).

Algunos municipios aplican descuentos en las tasas de basura o agua a los desempleados

Desde hace varios meses otra de las grandes compañías de telefonía (Vodafone) cuenta también con soluciones para desempleados. Cubre el consumo de móvil de los usuarios que contraten una tarifa plana de 29,9 euros mensuales, en caso de que pierdan su trabajo. La compañía tiene en cuenta también las necesidades de los autónomos que se vean obligados a cesar su actividad en los próximos meses y se compromete a suprimir su consumo mínimo; les ofrece una tarifa exenta de franquicia por un precio por minuto de 15,9 céntimos de euro más IVA a cualquier hora y operador.

Otro tipo de ayudas para desempleados son las propuestas por algunos municipios españoles. Hay descuentos en la tasa de basura (hasta el 90%) o en la de agua (la correspondiente al primer tramo de la parte variable de la tarifa). Se prestan ayudas también para actividades culturales y deportivas.

Para jubilados

Un producto de similares características, aunque destinado a los jubilados, es el “Abono Social” de Telefónica. Dirigido a personas mayores de 64 años o personas retiradas por incapacidad laboral absoluta, consiste en una reducción del 70% de la cuota de alta de la línea telefónica, y del 95% de la cuota mensual. El coste de las llamadas es el mismo que para cualquier otra persona, y no hay límite de consumo.

Entre los requisitos para acceder a este abono destacan:

  • Ser jubilado o pensionista (por incapacidad, viudedad, orfandad, etc.) y cobrar una pensión.
  • La renta familiar no debe superar los 8.200 euros en el año 2010 (14 pagas de 586 euros) equivalente al 110% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples.
  • El domicilio en que se instale la línea beneficiaria del abono social debe coincidir con el de empadronamiento del titular.
  • El beneficiario no debe disponer de otro teléfono que ya disfrute de esta reducción.

Paginación dentro de este contenido

  • Ir a la página anterior: « Bono social
  • Estás en la página: [Pág. 2 de 2]

RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones