Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Alquilar el traje de comunión: cuánto cuesta y dónde hacerlo

En tiendas especializadas puedes alquilar los mejores trajes de comunión baratos, tanto a estrenar como de segunda mano. Te damos las claves para hacerlo y ahorrar dinero

Alquilar el vestido de comunión Imagen: Pilar_Molina

En mayo y junio es habitual ver los fines de semana a niños vestidos para recibir su primera comunión. Esta ceremonia, al ser religiosa, debería celebrarse de manera sencilla, pero en la práctica se organiza por todo lo alto: la ilusión del pequeño y su familia, los compromisos sociales, etc. propician que los gastos se disparen, algo que supone un enorme esfuerzo económico para cientos de familias. Sin embargo, es posible gastar menos y reducir una de las partidas más importantes, la del vestido. Empresas y tiendas especializadas se dedican al alquiler de trajes para que los comulgantes puedan ir bien vestidos sin arruinarse en ese día tan especial. En este artículo se explica qué pasos dar para alquilar el traje de la primera comunión sin temor a equivocarse.

Cómo y dónde alquilar un traje barato para una comunión

¿Un traje de comunión por menos de 80 euros? En tiempos de crisis es una opción para tener muy en cuenta y, además, posible. En las tiendas convencionales dedicadas a ropa de ceremonia o infantil no se pueden adquirir por este precio, ya que en ellas un vestido de niña con complementos y accesorios sale por unos 400 euros, de media, (los hay hasta de 1.300 euros) y vestir a los niños tiene un coste medio de 200 euros.

Invertir tanto dinero en un traje que solo se usa un día es un gran esfuerzo para muchas familias, que tratan de reducir esta partida. Entre otras opciones, es posible bajar el presupuesto, si se recurre a alquilar el vestido de comunión en tiendas especializadas.

Por fortuna, cada vez hay más empresas que se dedican a este negocio, como desde hace tiempo las hay que alquilan trajes de novios. Estas tiendas cuentan con tallas diferentes para los distintos tipos de niño y niña, y con modelos variados y a la moda. Las tiendas dedicadas a este negocio nos dan las pistas más importantes que hay que tener en cuenta:

➡️ Cuándo encargarlo

Hay que encargarlo cuanto antes para que sea mayor la variedad de modelos y de tallas entre las que elegir. Como mínimo se sugiere empezar dos meses antes para tener tiempo, además de concertar cita para una prueba. Si se compra online, el plazo es similar.

➡️ Cómo funcionan las tiendas

Si alquilas el vestido en un establecimiento físico, en la tienda podrás ver todos los modelos y concertar la cita para las pruebas.

En caso de acudir a una web, que es la opción más utilizada:

  • Puedes consultar los catálogos, que incluyen fotografías de calidad con vestidos, complementos, trajes, chaquetas, etc.
  • Suelen tener una guía de tallas para identificar cuál es la talla que necesita cada niño.
  • Tras escoger los trajes de comunión que te interesan, puedes probarlos en la tienda física (si hay) o en tu propia casa. Para esta segunda alternativa te enviarán un número máximo de prendas (el que decida cada tienda) que puedes tener durante 24 horas.
  • Si te decides por alquilar uno, te lo entregarán uno o dos días antes de la ceremonia y lo recogerán el lunes siguiente a la comunión.

➡️ Precio, reserva y anulación

El precio del alquiler de trajes de comunión es de unos 80 euros de media.

  • En el caso de las niñas, los vestidos saldrían, de media, por unos 5o-6o euros más una corona por 15-2o euros y fajines o lazos por entre 1o-15 euros.
  • Los niños pueden alquilar un traje estilo marinero por un coste medio de 5o euros. En caso de hacer la comunión con chaqueta y corbata, se encarece un poco: camisa por 1o, chaqueta por 4o, pantalones por 2o y corbata por 1o euros aproximadamente.

Lo habitual es que haya que entregar el 50 % del precio total a la hora de reservarlo, y la otra mitad se abone cuando se reciba o recoja el traje de comunión. Las reservas se pueden anular, pero debe hacerse en los 15 días siguientes a la fecha en que se apartó. Además, por lo general no se devuelve dinero, por lo que se pierde la cantidad ya entregada.

➡️ ¿De segunda mano o a estrenar?

Se pueden alquilar de segunda mano o bien estrenar vestidos. En algunas tiendas, si se llega a un acuerdo sobre el modelo, las telas y el precio, se estrenará un vestido, que después se quedará la tienda.

Si son de segunda mano, por lo general se encuentran en perfecto estado, porque son vestidos que solo se usan un día y que se limpian después en la tintorería, así que quedan como nuevos y pueden reutilizarse varias veces.

Alquilar vestido de comunión Imagen: diabosik

Qué precauciones tener si piensas alquilarlo

Si decides alquilar un traje de comunión, no debes perder de vista lo siguiente:

➡️ Revisarlo bien

Aunque los trajes se limpian y arreglan tras cada uso, siempre conviene asegurarse y revisar bien cada detalle antes de alquilar un vestido de comunión.

➡️ Tiempo de préstamo

Por lo general, los vestidos se prestan durante el fin de semana de la ceremonia y se deben devolver el lunes siguiente.

➡️ Ojo a las pérdidas o desperfectos

Si se pierde o se estropea el vestido, hay que abonar su importe total, no el precio de alquiler.

➡️ Puntualidad en la devolución

Si el traje de comunión o alguno de los complementos alquilados no se devuelve en la fecha de recogida, se cobra un suplemento bastante elevado por cada día de retraso (puede ser del 20 % por cada día atrasado).

➡️ Limpieza del vestido

De la limpieza se encargan las empresas, por lo que no hay que molestarse en entregarlo limpio una vez usado.

➡️ Envíos a domicilio

Los envíos se realizan envíos a toda España. Si se trata de un encargo a distancia, es el cliente quien asume el coste del envío y de la recogida.

Vestido de comunión de segunda mano o alquilado, ¿qué sale mejor de precio?

Un vestido alquilado sale de media por 80 euros, con los complementos incluidos, tanto en el caso de los niños como en el de las niñas. Lo cierto es que es difícil superar este precio tan barato.

En general, si lo compras de segunda mano, sale un poco más caro que si lo alquilas. Así, incluyendo los complementos, saldría por unos 15o euros. Sin embargo, continúa siendo mucho más barato que un vestido nuevo, con la gran ventaja de que será tuyo. Así, por ejemplo, podrás utilizarlo para participar en la procesión del Corpus Christi, que se celebra en numerosas localidades españolas con los niños vestidos de comunión como protagonistas.

Vestir al resto de la familia

En una comunión, además de prestar especial atención al niño que recibe el sacramento, su familia al completo desea ir bien arreglada a la ceremonia. Esto implica que el gasto se multiplica, ya que lo habitual es adquirir nuevas prendas, que se estrenan ese día. Padres, madres, hermanos deben, pues, comprar vestidos, chaquetas, zapatos, calcetines...Por ello, para aminorar también el gasto al resto de la familia, algunas de estas tiendas tienen un gran surtido en camisas, trajes de ceremonia y complementos a buen precio para todos.

Otras opciones: heredar el traje o ir de calle

Una opción tradicional para ahorrar en el vestido de comunión es heredar el traje de primos o hermanos mayores, o pedirlo prestado a un amigo. En caso de que hubiera que hacer arreglos, el coste de estos rondaría los 60 euros.

También es posible tener un traje de comunión barato, si se sustituye por vestidos y trajes de calle. Con complementos que los conviertan en “ropa de vestir” para ese día, son prendas que después se podrán reutilizar en otras ocasiones, y su importe ronda los 60 u 80 euros, muy alejado de los 400 euros del precio medio.

RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones