Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Alquiler de obras de arte

La fórmula de alquilar obras de arte ofrece a particulares y empresas la posibilidad de disponer temporalmente de las obras sin tener que comprarlas

Precios y condiciones

El alquiler ofrece ciertas ventajas frente a la compra. Si bien es cierto que no se dispone de la obra en propiedad, el coste del arrendamiento es mucho menor, lo que permite ajustar los gastos a la hora de decorar la vivienda o la empresa a la vez que se disfruta del trabajo de artistas de reconocido prestigio. Dependiendo de la compañía arrendadora y de los cuadros que ofrezca, los precios medios pueden oscilar entre 20 euros y 200 euros mensuales por pieza. En La Esfera del Arte, la primera empresa que introdujo en España esta fórmula en 1994 el coste medio mensual de un proyecto de decoración de una oficina con obras de arte en renting (incluye 5 ó 6 obras) ronda los 350 euros, según asegura Hans Hoetink, responsable de la misma. Esta cuota es equivalente al 2% del valor de la pieza en el mercado, y el pago se realiza trimestralmente y por adelantado.

Una vez alquilada la obra, si ésta no se ajusta a lo que el usuario desea, se puede sustituir por otra del mismo valor y, en todo caso, devolverse una vez finalizado el contrato. En muchas ocasiones sucede todo lo contrario y el cliente no quiere desprenderse de la pieza. Para estos casos, las firmas de arte dan la oportunidad de comprarla, y con descuentos equivalentes al 50% del alquiler pagado hasta la fecha sobre el precio de la obra en el mercado.


La empresas permiten tanto cambiar la obra arrendada como adquirirla durante el tiempo en que el contrato está en vigor

Otra de las ventajas para tener en cuenta es que mantener la oficina o la vivienda decorada con pintura contemporánea no requiere que el usuario conozca el negocio del arte, los circuitos -a veces cerrados- donde se compra y se vende, o que acuda a ferias y subastas. En muchas ocasiones el empresario o el particular no tienen tiempo para ello, así que los expertos se encargan del asesoramiento.

Catálogo

Las compañías disponen de un amplio catálogo de pinturas, esculturas, grabados o fotografías enfocados a cubrir las necesidades estéticas de las diversas empresas y particulares. Así, hay obras de numerosos artistas que cubren una amplia gama de estilos y son seleccionados por la alta calidad de sus trabajos. Junto a obras originales, las empresas tienen en sus fondos grabados numerados y firmados entre los que se incluyen algunos de los nombres más importantes del arte moderno español e internacional: Tápies, Chillida, Saura, Gordillo, Warhol o Motherwell. Según señalan las compañías de arte, normalmente, los particulares prefieren la pintura figurativa mientras que en las empresas predomina el alquiler de obras abstractas. La fotografía empieza a tener cierta aceptación.

Además de permitir a los clientes disfrutar del arte, el alquiler es una manera de promocionar el trabajo de artistas jóvenes o poco conocidos. Las paredes de una vivienda o una empresa actúan a modo de exposición, pues quien las visita puede interesarse por los cuadros, al igual que sucede en cualquier muestra de arte.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones