Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Cestas de Navidad

Productos ecológicos, artesanales y solidarios pueblan las actuales cestas navideñas, que pueden encargarse personalmente, por Internet o teléfono y cuestan entre 20 y 500 euros

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 18 diciembre de 2007

Vinos, cavas, turrones, jamones, conservas, mazapán… Pero también productos “delicatessen”, artesanales o ecológicos. Enviar o recibir cestas en Navidad es ya una tradición tanto para las grandes empresas como para cientos de particulares que desean quedar bien con sus clientes, amigos o familiares. Las cestas se pueden encargar por Internet o por teléfono, y sus precios, tan variados como su contenido, oscilan entre los 20 y los 500 euros.

Las condiciones de contrato

Los pedidos de las cestas navideñas suelen funcionar con rigor y seriedad. Las empresas aceptan los pedidos después de haber enviado el presupuesto a sus clientes y de que estos hayan confirmado por escrito que aceptan sus condiciones. Además, es necesario adelantar una señal de entre el 25% y el total del importe, ya sea vía transferencia bancaria o proporcionando los datos de la tarjeta de crédito a través de sus web. Una vez recibido el pago, las compañías envían un correo electrónico o llaman a sus clientes confirmando la fecha de salida del pedido. Generalmente, los proveedores se comprometen a entregar los pedidos en un promedio de tres días laborables a partir de su solicitud (si se trata de envíos en España), pero no garantizan el cumplimiento de este plazo si las solicitudes se hacen a mediados de diciembre, ya que las empresas de transporte a las que contratan están saturadas en esta época del año.

En el caso de que el importe del pedido supere los 500 euros, algunos proveedores de cestas navideñas no cobran el transporte de las mercancías. Si los puntos de entrega o los domicilios particulares son múltiples, el cargo puede concretarse entre los 10 y los 15 euros por cada paquete. Además, si la entrega debe efectuarse en las plantas superiores de un edificio generalmente se añade un euro extra por bulto.

Devoluciones y reclamaciones

Todas las empresas admiten devoluciones, siempre y cuando los productos no hayan sido abiertos ni usados y conserven su embalaje original. Hay compañías que sólo aceptan devoluciones si son justificadas y han sido autorizadas previamente y por escrito por ellas mismas. Para poder reclamar deficiencias en los productos de las cestas, éstas deben detectarse y comunicarse de forma inmediata, por lo que es muy recomendable pedir a los clientes o familiares que reciban estos lotes navideños que revisen el regalo por si encuentran alguna deficiencia, y de ser así, que la devuelvan lo antes posible.

Algunas empresas ponen fechas límite para hacer devoluciones de cestas navideñas o de productos defectuosos que, por regla general, suele ser el 31 de enero del año siguiente al envío. Además, la mercancía que se desee devolver tiene que enviarse con portes pagados a las instalaciones de la compañía proveedora con el embalaje original y un albarán en el remitente donde se detalle el tipo de producto que se trata.

Asimismo, si alguno de los productos de la cesta ha llegado roto se debe avisar a la compañía inmediatamente, ya que en la mayoría de los casos el artículo dañado es sustituido por otro de igual o superior calidad sin coste adicional alguno.

Si el producto devuelto presentase defectos, las empresas deben responsabilizarse del coste del cambio o reparación, a excepción de aquellos casos en los que el producto adquirido cuente con garantía de su fabricante, de manera que el cliente deberá hacerle la reclamación directamente a él.

Por otro lado, es muy importante que las empresas de transporte y Correos dejen la cesta en la dirección exacta facilitada por la empresa. Las prisas del momento hacen que, en más de una ocasión, un vecino firme el albarán por el titular de la cesta en cuestión. Aunque, en general, no suele haber problemas, sí es cierto que se han registrado algunas denuncias por parte de los homenajeados con estos regalos porque sus vecinos se han quedado con gran parte de los productos. En situaciones como éstas se debe presentar una queja a la empresa o a Correos y se comprobará si el fallo ha sido del cartero o del transportista y se actuará en consecuencia, responsabilizándose de los productos que faltan.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones