Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Consulta legal: daños por la avería de un frigorífico

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 19 diciembre de 2011

Compré un frigorífico y tres meses después se averió. Me puse en contacto con el servicio técnico e intentaron repararlo en mi domicilio, pero dijeron que no se podía y que había que cambiarlo. Mientras tanto, envié varios correos electrónicos a la casa para informar de la pérdida de todos los alimentos que tenía, saqué fotos del congelador lleno y las adjunté. Me respondieron que me cambiarían en breve el electrodoméstico estropeado y que podía deshacerme de los alimentos. Cumplieron con el cambio, pero de la comida no se hicieron cargo. ¿A qué tengo derecho? Acababa de hacer un pedido, tenía el congelador lleno de productos, muchos para mi hijo celíaco, y calculo haber perdido unos 100 euros.

Imagen: indi.ca
La Ley de Consumidores y Usuarios de 2007 (Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 noviembre) establece el principio general por el cual el vendedor está obligado a entregar al consumidor y usuario productos que sean conformes con el contrato, frente al cual responde de cualquier falta de conformidad que haya en el momento de la entrega del producto. Sobre la responsabilidad del vendedor y los derechos del consumidor, este tiene derecho a la reparación del producto, a su sustitución, a la rebaja del precio o a la resolución del contrato, de acuerdo con la garantía legal.

El consumidor tiene derecho a la reparación del producto, a su sustitución, a la rebaja del precio o a la resolución del contrato

La sustitución, cuando proceda, se debe ajustar a las siguientes reglas:

  • Será gratuita para el consumidor y usuario.
  • Debe llevarse a cabo en un plazo razonable y sin mayores inconvenientes para el consumidor, habida cuenta de la naturaleza de los productos y de la finalidad que tuvieran.
  • La sustitución suspende los plazos de la garantía hasta la entrega del nuevo producto.
  • Si la sustitución no logra poner el producto en conformidad con el contrato, el consumidor podrá exigir la reparación del producto (salvo que esta opción resulte desproporcionada), la rebaja del precio o la resolución del contrato.

En este caso concreto, la responsabilidad recae primero sobre el vendedor. No obstante, como el usuario tramitó sus reclamaciones con el servicio técnico de la marca, debería acudir a una Oficina del Consumidor y presentar una nueva reclamación dirigida tanto al fabricante como al establecimiento donde compró el frigorífico. Sería importante que se acompañara de los correos electrónicos enviados y de la garantía comercial.

Se debería aportar también una copia de la factura del último pedido al supermercado (es fundamental la fecha) y de las fotografías tomadas. Debería identificar los productos que se estropearon y sumar su importe, de cara a solicitar una cuantía concreta como indemnización.

Debería acudir a una Oficina del Consumidor y presentar una nueva reclamación dirigida tanto al fabricante como al vendedor

El usuario debe saber también que el nuevo frigorífico queda garantizado por ley, al menos por un mínimo de seis meses, por lo que en caso de que se repitiera la avería, podría reclamar la devolución del precio pagado. Respecto a los alimentos, interesaría que desde el primer momento comunicase el siniestro a su compañía de seguros del hogar para que un perito valorara los daños. En su caso, la aseguradora indemnizará por los daños y reclamará por subrogación al vendedor o al fabricante.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones