Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Consulta legal: desavenencias con la inmobiliaria

La inmobiliaria cobró su comisión, pero el comprador se ha arrepentido y el propietario del piso no sabe cómo recuperar su dinero

img_inmobiliaria 2

Puse un piso en venta en varias inmobiliarias. Después de mucho tiempo, una me llamó y me dijo que ya tenía comprador, aunque si se bajaba el precio. Llegamos a un acuerdo y firmamos un contrato. El caso es que la inmobiliaria exigió su comisión sin esperar a las escrituras, y la pagamos. Ahora, el comprador dice que tiene problemas y se echa para atrás. ¿Qué podemos hacer?

Deben leer con detenimiento tanto el contrato de compraventa como la hoja o contrato de encargo con la inmobiliaria. Por regla general, estas introducen en los contratos de compraventa una penalización a las partes que se arrepienten. En el caso del comprador, consiste en la pérdida de las cantidades abonadas a la firma del contrato privado en favor del vendedor. Si se recoge esta cláusula que faculta a las partes a la resolución del contrato, a la vez que se pierde la señal entregada o se devuelve duplicada el vendedor, procedería la resolución del contrato. La indemnización que recibirían los vendedores por los daños y perjuicios sería el importe ya obtenido como arras o señal.

La indemnización que recibirían los vendedores por los daños y perjuicios sería el importe ya obtenido como señal

Respecto al derecho de la inmobiliaria a cobrar su comisión, no habría nada que reclamarle si el agente hubiera cumplido con el cometido del encargo y sus términos. La inmobiliaria puede solicitar al vendedor su comisión en el momento de la firma del contrato privado, instante en el que finaliza la intervención profesional del agente colegiado de la Propiedad Inmobiliaria. Y el derecho a percibir sus honorarios profesionales no decae, aunque no se formalice la escritura por desistimiento posterior de cualquiera de las partes, ni por la resolución del contrato por causas no imputables a su actuación.

El Tribunal Supremo ha señalado que el contrato de agencia participa de caracteres propios del mandato o comisión mercantil. En virtud de este, el agente de la propiedad inmobiliaria promueve o facilita la celebración de un contrato de compraventa entre los futuros contratantes. El derecho al cobro de la comisión fijada surge si se realizan las gestiones relativas a la celebración del contrato y si estas han sido productivas para esa finalidad, con independencia de que se consuma o no.

El derecho de la inmobiliaria a percibir sus honorarios profesionales no decae, aunque no se formalice la escritura

En este caso concreto, se sugiere leer con detenimiento el contrato de compraventa. En especial, hay que fijarse en las cláusulas relativas a las entregas a cuenta, arras o señal, y al incumplimiento o resolución del contrato. Si continúa con dudas al respecto, lo más conveniente es consultar con un abogado.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones