Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Consulta legal: humedades en una vivienda nueva

Aparecieron manchas de humedad en una vivienda recién comprada y no recibe una solución adecuada

Img humedad1 list Imagen: Tim Gillin

Un usuario compró una vivienda nueva en una urbanización. No había pasado ni un año y en dos dormitorios empezaron a formarse manchas de humedad. Llamó al vendedor. Tras varias llamadas acudieron a la casa, sacaron fotos y le dijeron que volviera a pintar las habitaciones, que se trataba de condensación y que ventilara más y mejor. Pero cree que es imposible que sea por falta de ventilación y observa que las manchas empeoran. Desea saber qué hacer y dónde dirigirse.

Sería conveniente solicitar a un perito un informe técnico que dictamine las causas de las manchas de humedad y qué medidas se deben adoptar. Como primer paso, el usuario debería informar de los daños al seguro del hogar para que su aseguradora envíe un perito. Si este dictaminara como origen del daño un defecto constructivo, es probable que le interese contratar los servicios de un abogado para volver a reclamar de manera extrajudicial al vendedor-promotor y, en su caso, al constructor.

Si el perito dictaminara otras causas, quizá el siniestro quede cubierto por la póliza. También puede solicitar a una empresa un presupuesto de reparación de los daños y una opinión o informe de sus causas.

El promotor responde de la entrega de una vivienda en perfectas condiciones de habitabilidad

Desde el punto de vista de la Ley de Ordenación de la Edificación, el promotor responde de la entrega de una vivienda en perfectas condiciones de habitabilidad. Por ello, si las soluciones constructivas adoptadas no garantizaran tales condiciones y así se manifiesta dentro de los plazos de garantía señalados en la ley, debe responder por ello. Además, la Ley de Consumidores reconoce el derecho a una indemnización por los daños y perjuicios causados por el consumo de bienes y servicios.

Desde la perspectiva de defectos o vicios de la contracción, la citada Ley de ordenación de la Edificación establece tres periodos distintos de garantías en vivienda nueva. Las personas físicas o jurídicas que intervienen en el proceso de la edificación deben responder de los daños materiales ocasionados en el edificio durante diez años, cuando sean causados por vicios o defectos que afecten a la cimentación, los soportes, las vigas, los forjados, los muros de carga u otros elementos estructurales y que comprometan de manera directa la resistencia mecánica y la estabilidad del edificio. Son responsables durante tres años por los daños materiales causados en el edificio por vicios o defectos de los elementos constructivos o de las instalaciones que ocasionen el incumplimiento de los requisitos de habitabilidad.

El constructor también responderá de los daños materiales por vicios o defectos de ejecución que afecten a elementos de terminación o acabado de las obras dentro del plazo de un año.

Las acciones judiciales para exigir responsabilidad prescriben en el plazo de dos años

El afectado debe tener en cuenta que las acciones judiciales para exigir esta responsabilidad prescriben en el plazo de dos años a partir del momento en que se produzcan. Por ello, si no conserva una prueba de la reclamación ya realizada, debería enviar un burofax certificado al promotor. En él tendría que hacer constar su desacuerdo con los técnicos que envió a su domicilio y que obtuvieron fotografías de los daños. De este modo, dejará constancia de su queja e interrumpirá el plazo por si le interesara acudir a los tribunales. También puede acudir a una Oficina Municipal de Información al Consumidor y plantear una reclamación para que intente mediar entre las partes. Respecto a la alegación de defectuosa ventilación, sería el promotor quien, en caso de llegar el conflicto a juicio, debería probarlo como causa de las humedades.

Por otro lado, es conveniente poner en conocimiento del administrador y del presidente de la comunidad estos hechos. En caso de que las humedades se debieran a defectos de la construcción, quizá otras viviendas también se vean afectadas y podrían hacer una reclamación conjunta.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones