Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Consulta legal: reparación de electrodomésticos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 15 noviembre de 2011

Pedí presupuesto de reparación de un televisor y lo firmé por un total de 165 euros. Poco después me llamaron para decirme que la reparación era más costosa de lo que pensaban y que subía de precio hasta 320 euros. El asunto se complicó, porque yo había pagado por adelantado el importe total. Les pedí que me devolvieran la televisión, sin arreglar, y el dinero, pero me han dado largas. ¿Pueden hacerlo? ¿Puedo pedir la devolución de lo pagado? Si me hubiesen dado ese presupuesto al principio, no habría aceptado…

Imagen: Micah Sittig
Los servicios de reparación de aparatos de uso doméstico y los derechos del consumidor en este sector se regulan en el Real Decreto 58/1988, de 29 de enero. Esta norma define a los aparatos domésticos como "aquellos bienes de consumo duradero de uso doméstico que utilicen, de forma directa o indirecta para su funcionamiento o aplicación, cualquier tipo de energía y/o la transformen". Se clasifican en pequeños aparatos, aparatos de línea blanca y de línea marrón. La línea marrón incluye los televisores.

Si se sigue esta norma, todo usuario tiene derecho a un presupuesto previo escrito en el que deberá figurar:

  • El motivo de la reparación.
  • El diagnóstico de la avería.
  • Los pagos que se deben satisfacer por la prestación del servicio.

Este presupuesto es gratuito cuando se acepta el servicio. Sin embargo, si lo solicita y no lo acepta, debe pagarlo. En este caso, como importe del presupuesto podrían exigir, como máximo, para línea marrón y electrónica, 60 minutos del valor del tiempo de trabajo.

Si se solicita un presupuesto y no se acepta, es necesario pagarlo

Las averías o defectos ocultos que se detecten durante la confección del presupuesto o mientras se repara el aparato deben ponerse en conocimiento del usuario con la mayor brevedad posible. Si hay un presupuesto inicial, debe confeccionarse otro adicional correspondiente a la reparación de la avería o defecto oculto no previsto, para que el usuario exprese su conformidad.

Si el usuario hubiera renunciado al presupuesto previo por escrito, el servicio de asistencia técnica debe poner en su conocimiento la avería o defecto oculto, siempre que la cantidad adicional que suponga esta nueva reparación no exceda:

  • El 10% del valor del aparato, cuando el precio de este no supere 60,10 euros.
  • El 8% del valor del aparato, cuando su precio esté comprendido entre 60,10 y 300,50 euros.
  • El 6% del valor del aparato, cuando este exceda de 300,50 euros.

A estos efectos, el aparato se debe valorar como si se tuviera que adquirir nuevo en el mercado. En caso de superar los límites señalados, se debe brindar la posibilidad de elaborar un nuevo presupuesto.

Se considera cláusula abusiva la que otorgue al empresario la facultad de aumentar el precio final sin reconocer al consumidor el derecho a resolver el contrato

La Ley de Consumidores y Usuarios de 2007 considera, además, cláusula abusiva -por vincular el contrato a la voluntad del empresario- a la que prevea la estipulación del precio en el momento de la entrega del bien o servicio o la que otorgue al empresario la facultad de aumentar el precio final sobre el convenido, sin que haya razones objetivas, y sin reconocer al consumidor y usuario el derecho a resolver el contrato si el precio final resulta muy superior al inicialmente estipulado.

A partir de la normativa señalada, el importante incremento del precio (casi el doble al presupuestado en inicio) puede hacer la reparación antieconómica, aconsejar la compra de un aparato nuevo y legitima a hacer valer el derecho a resolver el contrato o presupuesto firmado con devolución de lo abonado, si bien tras pagar el precio de elaboración del presupuesto.

Por otro lado, creemos probable que el incremento de precio supere los porcentajes que fija el Real Decreto de aparatos domésticos para aquellos casos en los que hubo renuncia a presupuesto previo, por lo que, por analogía, tendría derecho a otro presupuesto completo que debería someterse nuevamente a su aceptación.

Desde el punto de vista de la normativa civil de contratos, cabe entender que el consentimiento que dio a la reparación fue por error. Le sugerimos que acuda al establecimiento y pida una Hoja de Reclamaciones, haga constar lo sucedido y su petición concreta de devolución del aparato sin reparar y del precio ya abonado, con el descuento del precio del presupuesto. Después, el usuario debe acudir con el parte a los Servicios de Consumo de su provincia o de su municipio de residencia.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones