Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Los caminos inciertos de la publicidad

Sepa qué diferencias hay entre la publicidad engañosa, desleal, subliminal y comparativa, todas ellas utilizadas para vender más

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 12 febrero de 2002

Prohibiciones

La ley general sobre publicidad de 1988 prohíbe de forma categórica la publicidad de tabaco y de bebidas alcohólicas de más de 20 grados en la televisión. Esto ha generado que las mismas marcas que comercializan estos productos saquen al mercado otros con la misma marca pero con graduación inferior para poder hacer llegar su imagen a los espectadores. En cuanto al caso del tabaco, recientemente una sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid ha obligado a Tabacalera a retirar una campaña publictaria de una gafas de sol que utilizaba las mismas estrategias que las vallas publicitarias de una de sus marcas de tabaco.

Actualmente, los consumidores tratan de prohibir la publicidad estática de cervezas en campos de fútbol por considerarla ilegal. La base argumental de la Asociación de Usuarios de la Comunicación es que la ley del Deporte prohíbe la introducción y venta de bebidas alcohólicas en instalaciones deportivas. Y por su parte, la ley de publicad prohíbe la publicidad de bebidas alcohólicas en los lugares donde esté prohibida su venta o consumo.

Cómo nos defendemos

Para defendernos de los casos en los que se incumpla esta norma, los consumidores podemos acudir a los tribunales, los cuales ya han dictado varias sentencias favorables a los colectivos de riesgo. Pero también en el seno de la profesión publicitaria existen mecanismo de control para que no se emitan, radien o publiquen anuncios ilícitos. Autocontrol es una asociación para la autorregulación de la Comunicación Comercial, formada por un amplio grupo de empresas publicitarias que reúne al 70% del sector en España. Esta asociación se ha dotado de un código de conducta en que establece la líneas básicas que deben seguir sus asociados con el objetivo de evitar problemas y de no vulnerar la ley, ni herir sensibilidades. De este modo los propios publicistas se comprometen a no incitar a comportamientos ilegales, violentos o vejatorios. Del mismo modo se recogen normas de conducta sobre publicidad que no atente contra minorías, religiones, nacionalidad, sexo u orientación sexual y a comportarse bajo unos criterios honorables. El fin que persigue este Código de conducta es minimizar las diferencias entre consumidores y empresas de publicidad. De este modo, tanto quienes contratan la publicad, como quienes la diseñan y la reciben aseguran unos contenidos legales.

Pero como esto no siempre es así, también se puede acudir a diferentes asociaciones que defienden los derechos vulnerados de los consumidores. Existe en nuestro país una asociación que recoge a los usuarios de publicidad (Asociación de Usuarios de Comunicación).

Código de “buena conducta” de la publicidad
Ver: Asociación de Usuarios de Comunicación
Ver: Asociación para la autorregulación de la Comunicación comercial.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones