Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Matricularse en un centro de enseñanza no reglada

Hay que evitar aquellos que piden el pago de todo el curso por adelantado, conocer las formas y modalidades de pago e informarse sobre los contenidos del curso, metodología y cualificación profesional del profesorado.

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 2 marzo de 2005
img_clasep
A la hora de escoger un centro de enseñanza no reglada, el Instituto Nacional de Consumo recomienda no dejarse guiar por la publicidad y solicitar información sobre:

-Contenidos del curso y metodología.

-Material (libros, multimedia, clases prácticas...).

-Duración del curso y programación.

-Cualificación profesional del profesorado.

-Títulos o certificados que se pueden obtener estudiando allí.

-Precio total del curso desglosado en conceptos: matrícula, material, etc.

-Formas y modalidades de pago.

Conviene cerciorarse de que la modalidad de pago no supone asumir una deuda por la totalidad del precio del curso. Si existe la posibilidad de financiación, es recomendable consultar la entidad con la que se contrata y las condiciones: tipo de interés aplicable, comisiones, gastos de apertura, importe de las mensualidades, número de pagos y fechas de su abono.

Si decide optar por la financiación que ofrece el centro, le conviene exigir que el crédito quede expresamente vinculado por escrito al contrato de enseñanza. Es la mejor fórmula para defender sus derechos.

Es conveniente verificar que en el contrato no se faculta al centro de enseñanza para la cesión o subrogación del crédito. Esta operación no debería realizarse nunca sin el expreso consentimiento del interesado.

El periodo para desistir del contrato es de siete días. Hay que conservar toda la documentación, incluida la publicidad del curso y del centro de enseñanza, que tiene valor contractual ante cualquier reclamación.

En caso de conflicto, lo mejor es acudir al Sistema Arbitral de Consumo, si el centro está adherido, a las asociaciones de consumidores o a las oficinas del consumidor municipales.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones