Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Planes de pensiones de empleo

Los planes de pensiones de empleo pueden utilizarse fiscalmente para reducir el pago de impuestos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 19 diciembre de 2007

Los planes de pensiones de empleo comienzan a ganar interés en España. En 2006, más de 1.500 empresas pusieron en marcha un fondo de pensiones para sus empleados, con el fin de ayudarles a complementar su pensión de jubilación pública. La cifra supone un crecimiento del 22% respecto al año anterior. A cierre del ejercicio, más de 6.700 empresas contaban con un plan de pensiones de este tipo. Aunque el dato resulta todavía insignificante si se compara con el gran tejido empresarial español (que cuenta con más de tres millones de sociedades), vislumbra una tendencia alcista. De hecho, son muchas las instituciones que promueven una mayor creación de planes de empleo como instrumento eficaz para planificar el ahorro de cara a la jubilación. Para los partícipes, se trata de un producto con interesantes ventajas, entre las que destaca su fiscalidad, ya que permiten rebajar la base imponible del contribuyente. Además, frente a los planes de pensiones individuales son interesantes porque, por lo general, tienen menores comisiones, pero iguales perspectivas de rentabilidad.

Rentabilidades

/imgs/2007/12/rentabilidad.jpgEn cuanto a la rentabilidad de los planes de empleo, de entrada, los gestores aplican las mismas técnicas para administrar el patrimonio que en los planes individuales, con lo que las ganancias pueden ser muy similares. Curiosamente, según los datos de Inverco (Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones) a cierre de septiembre de 2007, los planes de empleo ofrecían mejores resultados que los individuales. En los últimos doce meses, mientras los planes individuales registraban una ganancia del 4,41%, los de empleo ganaban, de media, un 5,15%. En los últimos tres años, estos planes ganan, de media, un 6,46%, frente al 6,27% de los individuales.

En cualquier caso, la diferencia entre los resultados es mínima y esto se explica porque todas las entidades que gestionan un plan de empleo son también gestoras de varios planes de pensiones del sistema individual, con lo que los criterios que utilizan para marcar sus políticas de inversión en unos y otros productos suelen ser muy parecidos. Una de las más destacadas es Fonditel, la gestora de los planes de empleo del grupo Telefónica y, precisamente, la mayor institución de ahorro colectivo de España. En la actualidad, gestiona 35 planes de empleo con un patrimonio de aproximadamente 4.100 millones de euros, lo que la coloca en el grupo de cabeza de gestoras españolas por volumen de patrimonio gestionado. Las rentabilidades de sus productos vienen figurando en los primeros puestos del ránking de forma sistemática.

En los últimos doce meses, por ejemplo, el plan Empleados de Telefónica Móviles acumula una rentabilidad del 12,29%, muy por encima de la media de su categoría. No obstante, en el último año, el plan de empleo más rentable es el denominado Traballadors de ACESA, gestionado por BBVA. Sus ganancias alcanzan el 76,78%. Le sigue el plan Ayuntamiento Cartagena (que gestiona La Caixa), con una revalorización del 59,64%.

Los planes de empleo, en cifras

En la actualidad, en España los planes de pensiones de empleo gestionan un patrimonio de 31.024 millones de euros, según datos de Inverco. Una cifra que supone un incremento del 6,04% respecto al año anterior. El número de partícipes que se benefician de un plan de estas características alcanza los 1,7 millones, un 5,72% más que en septiembre de 2006. Esta cifra, sin embargo, no es muy significativa si se compara con los ahorradores de planes de pensiones individuales, que ya superan los 8,3 millones, según Inverco.


Los planes de empleo son un instrumento más que aconsejable para complementar las pensiones públicas de jubilación

Otro dato significativo es que a finales de septiembre en España existían 1.850 planes distintos. La diferencia con el número de empresas que los promueven se explica en que varias sociedades pueden integrarse en un mismo plan, que es lo que ocurre en muchos casos. De hecho, la integración de varias empresas en un mismo fondo de pensiones de empleo reduce los costes de entrada al producto.

De los datos se deduce que la implantación de los planes de empleo es todavía baja, aunque las tasas de crecimiento han comenzado a registrar un notable ascenso. De hecho, el instrumento cuenta con el apoyo de numerosas instituciones económicas, como Unespa, la patronal del sector asegurador, o Inverco, que consideran que los planes de empleo son un instrumento más que aconsejable para complementar las pensiones públicas de jubilación, que podrían sufrir recortes en un futuro no muy lejano.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones