Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Sentencia: cancelación del billete por amenaza terrorista

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: domingo 14 agosto de 2011

Un consumidor adquirió dos billetes de tarifa reducida no reembolsables Madrid-Londres, ida y vuelta. Dos días antes, ante noticias de amenaza terrorista, decidió cancelar el vuelo y solicitó, mediante burofax, la devolución del precio pagado. Ante la negativa de la compañía aérea, acudió a los tribunales y solicitó que se declarara nula, por abusiva, la cláusula no reembolsable de los billetes. En segundo lugar, pidió que se devolviera el precio pagado, ya que la cancelación estaba justificada por fuerza mayor.

El consumidor que pretendía la devolución del importe de su billete tras cancelarlo por amenaza terrorista perdió el litigio. Fue así debido a que, según la sentencia que dictó la Audiencia de Madrid el 15 de octubre de 2010, la cláusula no reembolsable en billetes de tarifa reducida no es una imposición abusiva por parte de la compañía aérea cuando se efectúa en contrapartida de una prestación económica tangible. Y una notable rebaja del precio del billete lo es.

No se aprecia un desequilibrio de los derechos y obligaciones impuesto de mala fe por la aerolínea. Esta, para poder ofertar esa reducción tarifaria, se ve obligada a acometer una organización económica de sus operaciones, que solo puede lograrse si se niega al pasajero la posibilidad de obtener la devolución del precio.

La cláusula no reembolsable en billetes de tarifa reducida no se consideró abusiva

El viajero alegó además la fuerza mayor como causa de cancelación de su billete. Señaló que ese mismo mes la policía inglesa llevó a cabo una gran operación contra el terrorismo islamista. Además, cuatro días antes de la salida del vuelo contratado, el ministro del Interior británico manifestó que era probable un atentado en el Reino Unido por parte de células terroristas para derribar aviones en vuelo. Y se mantenía un nivel de alerta "crítica" en principio y poco después, "grave".

La Audiencia interpreta que se puede constatar un riesgo de ataque terrorista. Pero señala que, como no se llegó a cerrar el espacio aéreo del Reino Unido, se deduce que las autoridades del país consideraron que los aeropuertos estaban seguros.

No se consideró la amenaza terrorista como fuerza mayor al no cerrarse el espacio aéreo

Respecto al viajero, considera comprensible que, ante noticias alarmantes, decida abstenerse de viajar. Pero ello no justifica jurídicamente la resolución del contrato.

Se añade en la sentencia que, aunque no volar sea una decisión no solo comprensible, sino incluso susceptible de ser compartida, la pretensión del consumidor no es consecuente por dos razones:

  • Porque cuando se adquiere un billete de tarifa reducida se hace con la plena conciencia de que, por ello, no se admiten cancelaciones ni cambios.
  • Porque no se desconoce que la amenaza terrorista constituye un tipo de riesgo global, que es susceptible de concretarse o de intensificarse en cualquier momento y lugar.

RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones