Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Sentencia: facturación de telefonía e Internet

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 18 julio de 2011
Img alternativas sms listado Imagen: Frank Spin

Una consumidora tenía contratada con una operadora de telefonía el servicio telefónico e Internet con una tarifa mensual fija. Viajó a Londres, donde hizo uso de la conexión a Internet. Por ello recibió, y pagó, una factura muy superior a la tarifa mensual contratada, al aplicar la compañía las condiciones establecidas en la web para facturaciones por consumos en el extranjero. Pero, además, le cortaron el servicio. Al entender que los suministradores incumplían sus obligaciones contractuales, remitió un fax para comunicar la resolución del contrato. Se incluyó su nombre en un fichero de morosos.

La clienta acudió a juicio y solicitó la devolución del exceso de facturación por uso de Internet en el extranjero, más una indemnización por daño moral de 400 euros. En total, solicitaba 900 euros.

La consumidora no había firmado ni aceptado el contrato

Alegó la demandante que la cláusula aplicada por la operadora para facturar las descargas de Internet en el extranjero era nula, dado que no había sido firmada por ella. Además, tampoco había sido informada al respecto y se encontraba escondida en la web.

Al respecto, la Audiencia Provincial de Valencia, en sentencia de 28 de diciembre de 2010, reconoció que el contrato no se encontraba firmado y aceptado por la consumidora, y que no era obligación del consumidor informarse por su cuenta. Por ello, se consideró que la cláusula sobre cuya base constaba en la factura un importe de 524,41 euros por 102,87 mb descargados en concepto de "acceso a Internet en Reino Unido", no resultaba válida.

La cláusula figuraba solo en la web y no resultaba válida

Tras declarar la nulidad de la citada cláusula, se fijó el precio que la consumidora debía abonar por el acceso a Internet en el extranjero. Y el tribunal estableció como importe la cantidad de 179 euros.

En consecuencia, si la consumidora abonó 668,29 euros, resultaba una cantidad a su favor de 457,77 euros. Además, por los daños morales debía recibir la cantidad de 400 euros.

Se condenó a la operadora a abonar a la actora la cantidad de 857,77 euros y a proceder a la cancelación de datos y a la exclusión de la consumidora de los ficheros de morosos.

Etiquetas:

factura Internet

RSS. Sigue informado

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones