Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Sentencia: Llevó el coche al taller y le comunicaron la existencia de una avería que la clienta consideró que se produjo allí

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 6 mayo de 2010

Una clienta encargó a un taller el cambio de neumáticos de su vehículo y el examen del coche porque presentaba un ruido en el motor. Le comunicaron la presencia de una avería que, por su naturaleza, la consumidora consideró que se había producido tras dejarlo allí. Entendía que el automóvil llegó andando, y el tipo de defecto que le comunicaban no concordaba con ello. A pesar de todo, autorizó la reparación para sacar el coche del taller. Luego, interpuso una demanda. Perdió el pleito.

La Audiencia de Vizcaya, en sentencia de 30 de junio de 2009, señala que consta que el jefe de taller informó a la clienta sobre la necesidad de desmontar el motor para localizar el origen del ruido, y proceder a la reparación. Y ella lo autorizó.

Por las contradicciones de testigos, experto y perito, se concluyó que no se podía determinar que la avería se ocasionara en el taller

Según el taller, el coche tenía todas las válvulas abiertas y la correa de distribución averiada. Cuando ya había comenzado el trabajo, la consumidora pidió que se detuviera el arreglo para que un familiar experto en mecánica inspeccionara el coche. Este examinó el vehículo y señaló que con los defectos que citaban los mecánicos el ruido habría sido escandaloso y el vehículo no podría haber llegado hasta allí. Insistió en que la avería se había producido durante la revisión, pero, a pesar de todo, señaló que había que reparar el automóvil para sacarlo.

En el juicio, un perito indicó que la avería detectada origen de la reclamación era bastante habitual. Y, a la vista de las exposiciones contradictorias de testigos, experto y perito, la Audiencia concluyó que no se podía determinar que la avería se ocasionara en el taller, y lo absolvió de la petición dineraria.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones