Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Sentencia: seguros de desempleo

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 26 noviembre de 2011
Un consumidor que había contratado un seguro de desempleo por teléfono notificó a la aseguradora el siniestro -el despido laboral, en este caso- y solicitó la cobertura acordada. Ante la negativa de esta, tuvo que acudir a los tribunales.

Durante el juicio se probó que el consumidor había recibido la póliza y que en sus condiciones particulares figuraba un periodo de carencia de 60 días. Fue uno de los motivos esgrimidos por la aseguradora para negarse a cubrir el siniestro.

Se condenó a la aseguradora a pagar 3.225 euros al cliente perjudicado

Pero la aseguradora aportó al juicio una comunicación suya, que remitió al asegurado junto con la póliza. En ella se recogía de manera expresa que, para que el asegurado pudiera comprobar todos los beneficios del seguro, se le ofrecían los dos primeros meses de cobertura de forma gratuita. Además, en la grabación telefónica relativa a la contratación del seguro, se oía insistir al comercial sobre el hecho de que le pagarían los dos primeros meses del seguro.

Para la Audiencia Provincial de A Coruña, según señaló en sentencia de 19 de septiembre de 2011, la aseguradora, a la vez que afirmaba al cliente que en los dos primeros meses había cobertura gratuita, incluía una condición en la póliza por la cual durante ese tiempo -los 60 días- la cobertura estaba en situación de carencia. Ello implicaba que el asegurado no tenía derecho a la prestación si el riesgo asegurado tenía lugar en ese intervalo.

La póliza de la compañía de seguros era muy ambigua

Pero es una situación contradictoria (y que linda con lo engañoso según la sentencia) de la cual la aseguradora no podía prevalerse. Conforme a la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, la justicia concluyó que esta calculada ambigüedad no debería perjudicar al asegurado.

Además, incluso al computar los 60 días de carencia desde el día en que se iniciaron los efectos del contrato, el asegurado entró en situación de desempleo justo a los 61 días. Y se condenó a la aseguradora a pagar 3.225 euros a su cliente.

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones