Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Sentencia: Un coche de segunda mano de gama alta presentaba serios defectos a los pocos días de su compra

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 27 abril de 2010
img_segunda mano

Una empresa adquirió por 40.000 euros un vehículo de segunda mano de gama alta en un concesionario. En el momento de la compra su kilometraje era de 23.000 kilómetros.

A los pocos días de la adquisición, se avisó al vendedor de que tenía varios defectos, como cristales picados o rayados, y vibraciones del coche a través del volante. Al cabo del tiempo surgieron más problemas por lo que un año después, dentro del periodo de garantía, la empresa solicitó un informe pericial a un ingeniero. Éste señaló la presencia de importantes desperfectos, por lo que los compradores demandaron al vendedor la reparación de todos ellos, a su costa.

Aunque el vendedor alegó que los fallos eran imputables a que el vehículo había sufrido varios accidentes posteriores a la transacción, el demandante ganó el juicio. La Audiencia Provincial de Madrid (sección 8ª), en sentencia de 19 de noviembre de 2009, señaló que se trataba de un vehículo de un año y medio, y tanto por el kilometraje como por el precio pagado debía esperarse un buen funcionamiento, lo que no ocurrió. Los defectos quedaron acreditados no sólo por la pericial, sino también por varias órdenes de reparación por diversos problemas (tirones al acelerar, equilibrado de las cuatro ruedas, verificar dirección por computadora y falta de fuerza).

Durante el periodo de vigencia de la garantía, el titular tiene derecho a la reparación gratuita de los vicios o defectos originarios

Según la ley, durante el periodo de vigencia de la garantía, el titular tiene derecho como mínimo a la reparación gratuita de los vicios o defectos originarios, y de los daños y perjuicios por ellos ocasionados. Para la audiencia, en este caso, el vendedor no probó la exoneración de su responsabilidad, por lo que tuvo que asumir la reparación del vehículo.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones