Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Animador de hotel, una profesión con futuro

El dominio de idiomas y un carácter sociable son la clave para ejercer como gestor de animación, una actividad cada vez más profesionalizada, pero en la que aún existe mucho intrusismo

Mientras que muchas familias celebran estas fechas tan señaladas en casa, disfrutando de hijos y nietos, otras aprovechan estos días para irse de vacaciones, ya sea con bebés, con niños pequeños…..y hasta con el perro. Entre las diferentes opciones a contratar, un requisito cada vez más demandado es la presencia de animadores en los hoteles. Los clientes analizan como uno de los factores clave en su elección el equipo de animación y las actividades que ofrece el establecimiento, que durante los días dedicados al relax llenarán en mayor o menor medida su tiempo de ocio. La gestión de animación es uno de los trabajos más demandados en España debido a su gran oferta turística y al boom de los paquetes vacacionales, pero son muchos también quienes se dedican a este trabajo de manera eventual, y lo utilizan como un medio para conseguir un dinero extra durante las vacaciones.

La selección

Las principales compañías hoteleras cuentan con departamentos de animación propios, y tienen también su propio proceso de selección. Incluso hay acuerdos establecidos con el INEM y en Europa con los Eures (las oficinas de empleo europeas) para que ellos hagan una preselección, a partir de la cual se hace una entrevista a los candidatos. Una vez seleccionados, los extranjeros tienen que venir a España a hacer un cursillo, según explica Isabel González, Jefa de división Europa de una de las mayores cadenas hoteleras españolas. Este curso de formación se realiza en distintos establecimientos, dependiendo de la disponibilidad de las instalaciones. En este período se establecen los grupos y se imparten materias específicas y genéricas. Pero lo más importante, en opinión de González, es encontrar animadores que tengan un enfoque total de cara al cliente y, obviamente, que sean agradables además de dominar el inglés y su propio idioma. Los procesos de selección más importantes y masivos para trabajar en las grandes cadenas hoteleras se realizan en enero y febrero, de cara a la temporada veraniega.


El salario medio oscila entre 650 y 1.500 euros netos al mes, y el alojamiento y la comida corren a cargo de la empresa

Los animadores, dependiendo del papel que desempeñen, pueden tener un sueldo que varía entre los 650 euros y los 1.500 euros netos al mes. Normalmente, se alojan en apartamentos cercanos al hotel o en las habitaciones para personal que muchas estructuras hoteleras ponen a su disposición. La comida corre a cargo de la empresa, y es la misma que se ofrece a los clientes.

Tipos de animador

Son tres las categorías base en las que se puede agrupar el trabajo que realizan estos profesionales:

  • Infantiles: Hacen un poco de todo, desde dibujar, recortar figuras de papel… a montar obras de teatro con y para los pequeños, parques temáticos, etc.
  • Deportivos: Dependen de las instalaciones deportivas que tengan los hoteles. El waterpolo, tiro con arco y nuevas modalidades, como el yoga y el tai-chi están empezando a ser muy requeridas por los hoteles que intentan satisfacer las cada vez más exigentes peticiones de los clientes en busca de la última moda.
  • Polivalente: Realizan los dos anteriores y/o los que se encargan de la animación nocturna del hotel.
  • Además hay otra más específica, los animadores para la Tercera Edad, que está ganando mucho terrero, ya que éste es el principal turismo de invierno. Para este puesto se requieren personas afables, pacientes y muy cariñosas, teniendo en cuenta las característica específicas del público al que se dirigirán.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones