Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Nochevieja, no todo son celebraciones

Miles de personas que se dedican al ocio, la seguridad, el mantenimiento de infraestructuras y la hostelería recibirán el año nuevo en sus puestos de trabajo

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 30 diciembre de 2009

El 31 de diciembre se acaba el año, pero no el mundo. Aunque es una fecha especial, de celebración, reuniones y fiesta, también es un día más; uno como cualquiera. Y por ello, hay personas que trabajan en Nochevieja. Unas lo hacen para que otras puedan divertirse. Otras, para que todo funcione con normalidad. Y también hay personal de guardia, por si ocurre alguna eventualidad. En cualquier caso, mientras la mayoría de los ciudadanos alza una copa, brinda con sus amigos, saluda a los vecinos o se enfrenta al reto de las uvas, no son pocos quienes reciben el año en solitario o con sus compañeros de faena porque escuchan las campanadas en sus puestos de trabajo.

Tráfico

/imgs/2009/12/auto-bus.art.jpgLa vía pública y, en particular, los desplazamientos en coche ocupan a un buen número de personas en Nochevieja. Los conductores de grúas y máquinas quitanieves acaparan el protagonismo -sobre todo en días con climatología adversa, que propician atascos, averías y accidentes-. Pero hay otras tareas que requieren atención, como las taquillas de los peajes, donde trabajan decenas de personas, o las salas de control de tráfico de la DGT, que vigilan el estado vial de las grandes ciudades. Es una noche en la que se producen muchos desplazamientos en coche dentro de la ciudad y suele haber bastantes incidentes, como señalan desde el Departamento de Tráfico de una empresa de tecnologías de la información que provee de soluciones y servicios a este sector.

Teléfonos de interés:

Personal de transporte urbano y estatal

Al margen de los coches particulares hay otras formas de desplazarse, y en todas ellas habrá un operario o conductor que trabaje el 31 por la noche. Es el caso de algunas redes de metro (no todas), que mantienen sus horarios habituales de servicio y donde la única modificación pasa por la cantidad de accesos abiertos a los andenes. Menos puntos de acceso suponen menos personal de guardia.

En las taquillas de los peajes o las salas de control de tráfico de la DGT trabajan decenas de personas

El ejemplo más extremo de esto se encuentra en el kilómetro cero de España, la Puerta del Sol, donde las entradas a la red de metro se cierran entre las 21.00 y las 00.30 horas, coincidiendo con la celebración de las campanadas. Los trenes también mantienen sus horarios, hay servicios de autobuses de emergencia y, por supuesto, taxis. Las personas que los conducen mantienen comunicada a la ciudad y, en el caso de los taxistas, aunque merma la cantidad de coches disponibles, estas fechas son una buena oportunidad para hacer algo de dinero extra. Eso sí: el brindis con la familia y el festejo con los amigos se adelanta, se pospone o se cancela.

De interés:

Personal de transporte internacional

Aunque los vuelos domésticos no suelen concentrarse en las madrugadas, los hay, y alguien tiene que pilotarlos. No sólo eso. Es necesario que haya personal tras los mostradores de las compañías, profesionales que facturen las maletas, que expidan los billetes, que controlen el equipaje y el acceso de los pasajeros. Además de personas que cumplan la función de asistente de vuelo y atienda a las personas que acaban de embarcar. Este esquema se magnifica cuando se trata de vuelos internacionales donde, además de todos estos oficios, hay que contar al personal de aduanas y al que revisa la documentación, los visados y los pasaportes. Además, no hay que olvidar al resto de trabajadores de los aeropuertos, desde los controladores aéreos -sin los cuales no podría despegar ni aterrizar ningún avión-, hasta los acomodadores de equipaje, los conductores de vehículos en pista, los mecánicos, los empleados de las empresas de catering, los dependientes de las tiendas y los bares y los encargados de recargar combustible, entre otros.

Teléfonos de interés:

Paginación dentro de este contenido


Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones