Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Trabajar de noche: más dinero, menos salud

Los trabajadores nocturnos pueden llegar a ganar un 30% de sobresueldo, pero sufren graves consecuencias sobre su salud y sus relaciones personales

Img gasolinera listado Imagen: Sel

Jueves, 00:00 horas, no hay conexión a Internet. Basta con descolgar el teléfono y llamar al servicio técnico para resolver el inconveniente. Viernes, 04:00h, problemas para dormir por un terrible dolor de cabeza; se acude a la farmacia de turno. Sábado, 06:00h, la última copa al camarero, la discoteca no cierra. Lunes, 07:30h, nada más salir de casa compramos el periódico de camino al trabajo. Atención al cliente, servicios médicos, restaurantes y pubs, transportes, tiendas de comestibles, gasolineras, vigilancia… funcionan las 24 horas del día. En los últimos 30 años ha aumentado progresivamente el mercado de trabajo nocturno, de acuerdo a las necesidades de la sociedad actual. Pero sostener este modelo económico implica el trabajo de muchas personas que, en numerosas ocasiones, sufren los trastornos motivados por este horario en su propia salud y su estabilidad familiar. Por lo que el sobresueldo no siempre compensa. Por esta razón exigen una ley con un marco legal propio, sin excepciones ni supuestos.

Plus de nocturnidad

Los expertos calculan que cada 15 años de trabajo nocturno provocan un envejecimiento prematuro de cinco años, según un estudio del departamento de Salud Laboral de uno de los principale sindicatos españoles, realizado en 2001. Herminia García Ardila, psicóloga de un despacho laboral de abogados y psicólogos, comenta que son numerosas las personas que presentan trastornos derivados de la prestación de servicios en horario nocturno. Es el caso de auxiliares de vuelo, transportistas o camareros, entre otros profesionales.

  • Fundamentalmente, las razones para elegir esta jornada son de tipo económico, debido a que se cobra un mayor salario respecto al mismo trabajo realizado en jornada diurna. Según el convenio colectivo de limpieza de edificios y locales, por ejemplo, un trabajador recibe un complemento de nocturnidad del 30% sobre el salario base diario fijado en el mismo. Un conductor de autobuses de la empresa municipal de transportes de Madrid percibe, dos euros más por hora entre las diez y las seis de la mañana que durante el día. Es decir, unos 325 euros al mes, casi un plus del 25%. Suelen recibir un porcentaje menor por nocturnidad los trabajadores del sector de servicios auxiliares. Un ejemplo es el convenio colectivo de una gran empresa de servicios y mantenimiento, que establece un plus del 20% sobre su salario base para el trabajo nocturno.

    Trabajar de noche debería ser una elección libre, aunque hay sectores como el de la salud, donde los trabajos nocturnos no son una alternativa rechazable. En el caso de los conductores de ambulancia, cuyo convenio estima que si por causa del servicio el trabajador no pudiera cenar o pasar la noche en su domicilio, recibirá una dieta específica (11,06 euros por concepto de pernocta y desayuno, para todas las categorías). Para un camillero con un salario base de 580 euros esta retribución extra representa casi un 30%, en cambio para un médico con un salario base de 1.250 euros, es sólo un 15% más.

    No es necesario fijar una retribución específica cuando se trata de trabajos que por su propia naturaleza deben realizarse en jornada nocturna, o cuando se haya acordado entre empresario y trabajador la compensación del trabajo con períodos de descanso. Pero la retribución específica del trabajo nocturno suele consistir, en la mayoría de las ocasiones, en un complemento salarial que suele denominarse “plus de nocturnidad”.

  • Otra ventaja para algunos trabajadores, además del dinero extra percibido, es el no sentirse supervisados constantemente. Tener mayor libertad para tomar decisiones sin la presión de un jefe.

  • El estado sociofamiliar (compromisos familiares o sociales) influye también a la hora de tomar la decisión de trabajar de noche.

  • El carácter y personalidad también influyen en la manera de aceptar un trabajo nocturno. Los individuos de temperamento más solitario muestran menos reticencias.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones