Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Turistas fraudulentos

Los fraudes en los pagos con tarjeta se multiplican en España a causa del turismo

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 20 marzo de 2002
El nivel de operaciones fraudulentas con dinero de plástico en España es uno de los más bajos de Europa: el 0,02% de las compras totales realizadas con tarjeta, es decir siete millones de euros, según los datos del sector de medios de pago. Mientras, en el ámbito europeo el porcentaje casi roza el 1%.

Pero paradójicamente, nuestro país registra un importante número de pagos fraudulentos por las compras que hacen turistas extranjeros -bien porque portan tarjetas falsas o bien porque se las han robado- en los comercios españoles. Un fraude que es 10 veces mayor que el nacional y que no perjudica a la banca española porque el coste recae en las entidades extranjeras.

Son las entidades financieras británicas, y en menor medida francesas y alemanas, las que asumen la mayoría de estas operaciones fraudulentas porque sus sistemas para verificar los pagos con tarjetas no actúan con rapidez y son menos sofisticados que los españoles.

Cuando un turista extranjero paga una compra con su tarjeta, el terminal del comercio español manda la orden vía teléfono a un centro de intercambio interregional y éste a otro centro autorizador para que el emisor de la tarjeta le confirme que puede hacer el pago sin problemas. La autorización siempre llega al terminal del establecimiento, con lo que éste siempre acepta la compra.

El problema se produce cuando, como en el caso de Gran Bretaña, las entidades financieras emisoras de tarjetas no verifican las operaciones en el momento, por lo que pueden tardar incluso días en la comprobación, cuando ya es tarde para solucionar el fraude.

En Francia y Alemania, este problema es algo menor porque aunque la verificación de la compra tampoco se hace al momento, los titulares de las tarjetas deben marcar su número secreto en el terminal al hacer la compra, lo que aumenta la seguridad. También se detecta bastante fraude en las compras realizadas por estadounidenses y japoneses que vienen a España a hacer turismo.

Joyas y televisores. Estos son los artículos que más compran los falsificadores o ladrones de tarjetas de titulares extranjeros, según datos recogidos por los emisores de tarjetas. Los pagos fraudulentos en restaurantes también suelen ser habituales.

Desde Visa España señalan que este tipo de fraude con tarjetas de entidades extranjeras no sólo no está disminuyendo, sino que ha crecido en los últimos años. No obstante, aseguran que la llegada de las tarjetas con chip disminuirá estos pagos fraudulentos.

Las entidades financieras españolas no salen perjudicadas porque, aparte de que no cargan con estas operaciones, confirman los pagos al momento. La información circula a través de las redes informatizadas y en cuestión de segundos la orden de pago tiene el visto bueno. Sin embargo, esto no significa que estén libres de fraude. Las entidades se quejan de que muchos establecimientos no cumplen con la obligación de verificar la identidad del titular de la tarjeta o su firma.

La banca británica registró en septiembre de 2001 unas pérdidas de 581,2 millones de euros -sumando las asumidas por los bancos emisores de las tarjetas y las de los bancos adquirentes- a consecuencia de este tipo de fraude.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones