Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Economía doméstica

Una estafa con tarjetas clonadas en cajeros del BSCH en Valencia afecta ya a cerca de 150 usuarios

Las asociaciones de consumidores instan a los estafados a presentar denuncias ante la entidad para que se les devuelva el dinero

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 31 agosto de 2005
Una banda que se dedica a clonar tarjetas de crédito en la ciudad de Valencia ya ha estafado a cerca de 150 personas, muchas de las cuales denunciaron el fraude durante la jornada de ayer. Al menos tres cajeros han sido manipulados por estos estafadores, todos del Banco Santander Central Hispano (BSCH). Las investigaciones policiales se centran en el barrio de Ruzafa y, según las primeras estimaciones, el fraude podría alcanzar los 60.000 euros.

En los últimos tres años se ha registrado un aumento de este tipo de estafas, por el cual se saca dinero de la cuenta del usuario a través del cajero con un duplicado de una tarjeta de crédito. Tanto la Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios (Avacu) como la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae), han instado a las víctimas a denunciar la estafa ante la entidad bancaria, ya que ésta debe hacerse responsable del fraude y reingresar las cantidades sustraídas.

Además, se recomienda solicitar a la Policía los vídeos grabados por los cajeros afectados, para que se pueda demostrar que en la fecha y hora de la extracción no eran los titulares de la tarjeta quienes sacaban el dinero, ya que, según Adicae, las entidades bancarias no suelen poner a disposición de los afectados estos vídeos para no asumir responsabilidades.

Asimismo, la asociación critica que los bancos no apliquen el chip de seguridad en sus terminales y tarjetas de débito y crédito en sustitución de las actuales bandas magnéticas, cuando en el resto de Europa se implantaron en enero de 2005, una situación que, en su opinión, puede provocar que este tipo de fraudes movidos por redes internacionales se intensifique más en nuestro país.

El BSCH, por su parte, no ha proporcionado datos concretos sobre el número de personas que se han visto estafadas, aunque ha asegurado que el dinero será devuelto a los damnificados "en un plazo de unos diez días desde que presenten en su sucursal la correspondiente denuncia".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones