Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación

Aprender idiomas como Au Pair en Europa

Una actividad remunerada que permite ampliar el conocimiento de un idioma e integrarse en la cultura de otro país

Cuidar niños y ayudar con las tareas cotidianas del hogar a cambio de alojamiento y manutención es el cometido principal de todos los jóvenes que optan por trasladarse durante una temporada al extranjero ejerciendo de Au Pair. Es una de las maneras más económicas de mejorar el nivel de conocimiento de una lengua, gracias a la inmersión lingüística que se consigue con el contacto diario con la familia. En esta tarea de buscar una familia con la que practicar un idioma y aprender las costumbres de su país, las nuevas tecnologías constituyen una herramienta básica. Por eso CONSUMER EROSKI ha analizado los principales portales de Au Pair. Durante dos meses hemos introducido el perfil de Au Pair ficticio en las cuatro web más importantes donde se presentan posibles candidados como Au Pair y familias que demandan este servicio para comprobar el nivel de respuesta (de valor orientativo) que se obtiene de cada uno de ellos.

¿Trabajadores o estudiantes?

El Acuerdo Europeo sobre Colocación Au Pair define este término como “la acogida temporal en una familia a cambio de determinados servicios, de jóvenes extranjeros que desean mejorar sus conocimientos lingüísticos y tal vez profesionales, así como su cultura general, adquiriendo un mejor conocimiento del país en el que son acogidos”. Entonces qué son:¿trabajadores o estudiantes? Ni lo uno ni lo otro, ejercer de Au Pair podría considerarse como una combinación de ambas actividades.

Se aprovecha esta estancia para ampliar los conocimientos de otra lengua y cultura

Por una parte, una persona Au Pair es un joven entre 17 y 30 años que se desplaza al extranjero para ayudar en el cuidado de los niños de una familia y colaborar en algunas tareas domésticas a cambio de alojamiento y manutención, además de recibir por ello una pequeña asignación semanal. De esta manera, el joven aprovecha esta estancia para ampliar sus conocimientos de otra lengua y cultura a través del contacto con la familia y de asistir normalmente a clases en una escuela cuyos gastos corren a cargo de la persona Au Pair.

El tiempo dedicado a cada una de las actividades, trabajar y estudiar, dependerá del acuerdo previo al que llegue la persona Au Pair con la familia, en consonancia con las necesidades de cada una. Lo habitual suele ser trabajar cinco horas diarias durante cinco dias a la semana y hacer de canguro dos noches a la semana, aunque también cabe la posibilidad de ser lo que se denomina un “Au Pair Plus”, trabajando entre siete y ocho horas al día cinco días a semana y dos o tres noches de canguro. Por supuesto, esta categoría de Au Pair recibe una remuneración semanal más elevada. Una vez establecido el horario de trabajo con la familia, la persona Au Pair podrá distribuir su tiempo libre, dedicándolo a asistir a clases de idiomas o a cualquier otra actividad que estime oportuna.

Por otra parte, el tiempo de duración de la estancia será siempre el que la persona Au Pair determine, desde un periodo largo, de entre seis meses y dos años, a periodos más cortos de dos o tres meses, coincidiendo con las vacaciones de verano.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones