Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación

Astrofísicos europeos diseñan un telescopio gigante para localizar planetas similares a la Tierra

Equipado con un espejo de entre 50 y 100 metros de diámetro, podrá llegar a distinguir dos puntos en la Luna separados por sólo dos metros

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 15 julio de 2005

Estos expertos confían en que el ELT (siglas en inglés de “Telescopio Extremadamente Largo”) ayude a desentrañar algunos de los enigmas pendientes sobre la naturaleza del Universo, ahora inabordables con telescopios que ligeramente sobrepasan los diez metros de diámetro. Cuanto más grandes es la superficie de los espejos que recogen la luz de las estrellas y galaxias, mayor es la capacidad de estos instrumentos para observar los objetos menos brillantes, precisamente los más lejanos de nuestro planeta y los más cercanos al origen del Universo.

La capacidad de resolución de un espejo colector de 100 metros podría llegar a distinguir dos puntos en la Luna separados por sólo dos metros. El “Hubble” sólo puede distinguir objetos distanciados 95 metros entre sí. “La construcción de un ELT es una perspectiva excitante para los astrónomos”, explica Isobel Hook, de la Universidad de Oxford (Reino Unido) y coordinadora del proyecto. “Un instrumento así podría responder a preguntas realmente fundamentales como ¿es la Tierra única? y ¿cuándo se formaron las primeras estrellas y galaxias?”, asegura la especialista.

Proyectos

En estos momentos, dos grupos científicos trabajan en sendos proyectos que podrían ser la base del futuro ELT. Uno está liderado por la Universidad de Lund (Suecia), que ha elaborado una propuesta técnica para un telescopio con un espejo de 50 metros de diámetro. El segundo está siendo diseñado por astrofísicos del Observatorio Europeo del Sur (ESO), en colaboración con universidades y empresas. En este caso, el espejo propuesto tiene 100 metros.

El objetivo es presentar en el año 2008 una gran variedad de opciones para que las agencias gubernamentales implicadas en el proyecto tomen la decisión definitiva en base a información técnica crucial sobre el tamaño, diseño, coste y entrada en funcionamiento.

En principio, el objetivo de la comunidad astronómica europea es iniciar la construcción del ELT en la próxima década para que realice sus primeras observaciones en el año 2015. Todavía se está lejos de la selección del elemento óptimo, aunque las Islas Canarias y el norte de Chile, donde se concentran los grandes telescopios europeos, podrían ser los futuros emplazamientos.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones