Educación y las comunidades acuerdan las enseñanzas mínimas de la nueva ESO

Los alumnos que no estudien Religión no tendrán que cursar ninguna asignatura alternativa
Por EROSKI Consumer 8 de noviembre de 2006

El Ministerio de Educación y Ciencia y las comunidades autónomas acordaron ayer, en la Comisión General de Educación, las enseñanzas mínimas que habrán de impartirse en la etapa de Educación Secundaria Obligatoria (ESO). A partir de la aprobación del correspondiente Real Decreto, las autonomías tendrán que completar los currículos con su propia regulación.

Entre las novedades destaca que, para finalizar la etapa con éxito, los estudiantes deberán adquirir ocho competencias básicas: comunicación lingüística; matemáticas; conocimiento e interacción con el mundo físico; tratamiento de la información y competencia digital; competencia social y ciudadana; competencia cultural y artística; competencia para aprender a aprender y autonomía, e iniciativa personal. Las asignaturas de los cuatro cursos de la etapa estarán orientadas al logro de tales competencias.

Sobre la enseñanza religiosa, se establece que los alumnos que no estudien Religión no deberán cursar ninguna asignatura alternativa. A estos estudiantes los centros les ofrecerán la necesaria atención educativa.

En cuanto a los padres que deseen que sus hijos cursen esta asignatura, podrán elegir entre clase de Religión en su versión confesional (católica u otras religiones que tengan suscritos convenios con el Estado español) o no confesional (historia y cultura de las religiones).

La enseñanza de las religiones se evaluará y sus calificaciones contarán para la promoción de curso. No obstante, las notas no se tendrán en cuenta para el acceso a la educación postobligatoria o para obtener becas.