Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación

El acelerador de partículas Sincrotrón ALBA posiciona a España como país de referencia en grandes infraestructuras de investigación

El laboratorio funcionará a pleno rendimiento a partir de 2011 y está previsto que dé servicio cada año a unos 1.000 investigadores

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 23 marzo de 2010

Sincrotrón ALBA es un acelerador de partículas con el que se puede producir una luz extraordinariamente intensa -un billón de veces más potente que las fuentes convencionales de rayos X- que permite observar fenómenos microscópicos con una precisión excepcional y descubrir los secretos de las estructuras de la materia a nivel atómico y molecular.

Las propiedades de la luz que genera el sincrotrón español le permiten penetrar en la materia de manera extremadamente selectiva, un hecho que facilita el análisis de moléculas y materiales. Cada uno de los haces de luz de que dispone -siete en la primera fase- se orienta a una utilidad concreta. Algunas de las aplicaciones que este equipamiento hará posibles son el estudio de las estructuras biológicas y las proteínas; el análisis de virus y bacterias; la creación de nuevos fármacos; el desarrollo de terapias médicas; el diseño de objetos nanoscópicos (como implantes quirúrgicos o microdispositivos); el diseño de nuevos materiales para la industria o el análisis de la autenticidad de restos históricos y obras de arte.

En la actualidad, hay 49 instalaciones de luz sincrotrón en el mundo con las que se puede comparar ALBA, de las cuales 16 están en Europa. Además, junto al de Grenoble -de ámbito europeo-, el de España es el único situado en el sur de la línea París-Trieste, por lo que es la primera instalación de este tipo en el suroeste de Europa, destacó el Ministerio de Ciencia.

Infraestructuras de la instalación

El conjunto de infraestructuras de la instalación ocupa 6,5 hectáreas, pero la parte central es un edificio con forma de caracol de 140 metros de diámetro donde se ubica el sincrotrón. ALBA está formado por tres aceleradores: el acelerador lineal, el propulsor y el anillo de almacenaje, además de siete líneas de luz experimentales.

El acelerador lineal, que ya se puso en funcionamiento el año pasado en paralelo con la finalización del edificio, es el espacio donde se crea el haz de electrones que se inyectará en el segundo acelerador, el Propulsor. En este propulsor la energía se incrementa hasta los 3 GeV (es decir el 99,999999% de la velocidad de la luz). Finalmente, el haz pasa al anillo de almacenaje, un circuito de 90 metros de diámetro donde los electrones se mantienen en movimiento y generan la luz del sincrotrón.

El laboratorio está administrado por el Consorcio para la Construcción, Equipamiento y Explotación del Laboratorio de Luz de Sincrotrón (CELLS), creado a partes iguales por el Ministerio de Ciencia e Innovación y la Generalitat de Cataluña. Su construcción terminó en diciembre de 2009 y su puesta en marcha se realizará de forma gradual a lo largo de este año, para en 2011 entrar en funcionamiento pleno. Está previsto que a partir de entonces ALBA dé servicio cada año, inicialmente, a unos 1.000 investigadores.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto