Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación

La Ley de Reproducción Asistida recibe hoy el visto bueno del Congreso

Permitirá engendrar hijos genéticamente compatibles con sus hermanos para curar enfermedades

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 16 febrero de 2006
Si todo sale según lo previsto, el Congreso de los Diputados aprobará hoy la Ley de Reproducción Asistida que contempla, entre otras novedades, la selección genética de preembriones con fines terapéuticos para terceras personas. A partir de ahora, será posible elegir en los procesos de reproducción asistida los embriones que sean genéticamente compatibles con alguno de los hermanos del futuro bebé -el que estuviera enfermo- mediante una técnica de diagnóstico llamada preimplantacional. Los llamados "bebés a la carta" constituyen la mayor y en muchos casos la única esperanza para muchos niños cuya vida depende de un trasplante.

Un pequeño necesitado de un trasplante de médula ósea se enfrenta, por ejemplo, a que la posibilidad de encontrar una persona con células compatibles con las que necesita es de una entre 20.000. Si el donante localizado es un hermano del paciente, las posibilidades de éxito resultan muchísimo mayores: una de cada cuatro. Si se trata de gemelos, la compatibilidad está garantizada al 100%.

La iniciativa legislativa es el resultado de la acción emprendida por ocho familias españolas que recurrieron a una clínica de Valencia en busca de una terapia que sabían que ya se practicaba en Chicago; y en la actualidad también en Bruselas. Cuatro de aquellas parejas buscaban un remedio para sus hijos afectados de Beta Talasemia, un trastorno raro de la sangre, de carácter hereditario. Otro niño padecía anemia de Fanconi, una grave enfermedad de la sangre; otros dos, leucemia linfoblástica aguda, que es la forma más común de cáncer infantil; y el octavo, un síndrome mielodisplásico, que impide el normal funcionamiento de su médula ósea.

La ley no sólo facilita el tratamiento de enfermedades de alto riesgo para la vida, siempre bajo la supervisión de un comité de ética, sino que también regula otras cuestiones. Prohíbe expresamente la clonación de seres humanos y las madres de alquiler, y suprime la limitación a tres del número de ovocitos que pueden fecundarse vía "in vitro" en cada ciclo reproductivo.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones