Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación

La luna llena dificultará la visión de las Perseidas esta madrugada

La lluvia de estrellas llegará a su apogeo antes del alba del miércoles

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 12 agosto de 2003
img_estrellasp
La cita con las Perseidas es esta noche, pero, a diferencia de otros años, los más afortunados podrán ver sólo un puñado de estrellas. En la madrugada de hoy, martes, a mañana, los aficionados intentarán disfrutar de la lluvia de estrellas de las Perseidas, conocidas popularmente como "lágrimas de San Lorenzo".

Generalmente es la lluvia de estrellas más espectacular del año. Sin embargo, la luna llena impedirá en esta ocasión que el fenómeno sea tan acusado como en otras ocasiones, y su luz impedirá la visión de al menos la mitad de los meteoros.

En cualquier caso, los más entusiastas no tienen por qué desanimarse. Las "estrellas" más brillantes sí podrán contemplarse a simple vista y casi a cualquier hora de la noche, si bien el momento de mayor intensidad será justo antes de la madrugada del miércoles: el momento en el que la Luna comienza a ocultarse pero el Sol no ha salido aún.

Para un correcto avistamiento se recomienda alejarse de las zonas con mayor contaminación lumínica y buscar un lugar en el que se abarque el mayor horizonte posible, alejado de árboles y edificios que oculten el firmamento.

Un descampado o, mejor aún, la ladera de un monte o colina -la visión siempre es mejor en altura que al borde del mar, al no existir bruma-, se antojan como los mejores lugares para el avistamiento. Las "lágrimas de San Lorenzo" no sólo pueden contemplarse a simple vista, sino que se recomienda no utilizar prismáticos ni telescopios, dado que obligan a fijar la vista en un solo punto del firmamento, cuando las estrellas fugaces pueden aparecer en cualquier zona.

Las Perseidas, así llamadas porque los meteoros parece que irrumpan desde la constelación de Perseo, son pequeñas partículas de polvo desprendidas por el cometa "Swift-Tuttle", por cuya órbita se cruza la Tierra. Algunas no son más grandes que la cabeza de un alfiler, y se desintegran a unos cien kilómetros de altura. Al penetrar las partículas en la atmósfera, su energía cinética se transforma en calor y se queman, produciendo un brillo intenso popularmente confundido con una estrella.

Etiquetas:

lluvia luna perseidas

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones