Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación

La NASA descubre restos de cometas alrededor de una estrella extinguida hace 500 millones de años

El hallazgo constituye la primera prueba de que esos cuerpos errantes pueden vivir tras la desaparición de sus soles

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 13 enero de 2006
El Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) estadounidense informó ayer de que el telescopio espacial "Spitzer" de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA) ha descubierto en torno a una estrella enana blanca que se extinguió hace unos 500 millones de años restos de cometas.

La estrella, identificada como G29-38, absorbió a los planetas que la rodeaban, según recoge un informe del organismo con sede en Pasadena (California) y dependiente de la NASA. El informe explica que todavía sobreviven restos de cometas y posiblemente planetas externos, lo que constituye la primera prueba de que esos cuerpos errantes en el espacio pueden vivir más allá de la muerte de sus soles.

Marc Kuchner, del Centro de Vuelos Espaciales Goddard de la NASA, en Maryland, aseguró que han detectado una gran cantidad de pequeños granos de silicato. Su tamaño indica que probablemente se trata de cometas y no de otros cuerpos planetarios internos", dijo Kuchner.

Por su parte, David Leisawitz, uno de los científicos que participa en la misión del "Spitzer", señaló que "desde hace mucho tiempo se sabía que al morir las estrellas se disuelven o desaparecen en una explosión". El telescopio espacial "Spitzer" está ayudando a los científicos a comprender que los sistemas planetarios evolucionan junto a sus soles, añadió el experto.

Los astrónomos consideran que esos cuerpos espaciales son esqueletos comprimidos de estrellas que fueron similares a nuestro Sol. Miles de millones de años después aumentaron su luminosidad convirtiéndose en astros gigantescos y rojos que después se despojaron de sus atmósferas para convertirse en estrellas enanas blancas. Pero antes de llegar a ese estado, según la teoría, los gigantes rojas capturaron a sus planetas más cercanos.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones