Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación

La sonda “Stardust” regresa de su viaje de siete años para aclarar el origen de la vida

Trae consigo una cápsula repleta de partículas interestelares procedentes de un cometa

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 13 enero de 2006
La sonda de la NASA "Stardust" pondrá fin el próximo domingo a un viaje espacial de 4.500 millones de kilómetros que ha durado casi siete años. La nave lanzará una cápsula repleta de partículas interestelares "arrancadas" de un cometa durante su aventura, con las que los científicos esperan aportar más claves sobre el origen de la vida y el Sistema Solar. Después, concluido este cometido, el ingenio de la NASA pondrá rumbo a su última escala, el Sol, para desaparecer.

El 7 de febrero de 1999, tras una larga puesta a punto, la Agencia Espacial de EE.UU. ponía en órbita su primera misión destinada a recuperar materia extraterrestre de un objeto cósmico situado más allá de la Luna. La NASA perseguía la recolección del fino polvo que rodea al núcleo de un cometa, para estudiar sus moléculas e identificar los ingredientes originales que formaron la Tierra, Marte y los demás planetas.

"Stardust" se acercó a 240 kilómetros de distancia y a una pausada velocidad de seis kilómetros por segundo se convirtió en el primer ingenio en tomar muestras de la estela de un cometa, en concreto del "Wild 2". Lo hizo a través de un dispositivo similar a una raqueta de tenis, impregnado de un aerogel, que le sirvió para atrapar decenas de miles de partículas de polvo cometario.

Muchos investigadores creen que fueron los cometas, que giran periódicamente alrededor del Sol, los que trajeron a nuestro planeta el agua y las primeras moléculas orgánicas, y eso es lo que Donald Brownlee, director científico de la misión, y su equipo quieren corroborar ahora. Pero antes, las muestras deben aterrizar sanas y salvas, algo que no ocurrió con la misión "Génesis", que traía partículas solares.

Gran bola de fuego

La nave se irá acercando a nuestro planeta, hasta que, al llegar a unas coordenadas preestablecidas, soltará la cápsula, de poco más de 45 kilos de peso. A partir de ahí, cada una seguirá su propio camino. "Stardust" se dirigirá al Sol, mientras que las muestras en cuestión se precipitarán hacia la atmósfera a más de 45.500 kilómetros por hora, la velocidad más alta jamás alcanzada por un objeto creado por el hombre, para atravesar esta capa de la Tierra.

Una enorme bola de fuego, tan brillante como Venus, será vista entonces en varios Estados norteamericanos. Cuando ésta se encuentre a 30.500 metros llegará el momento decisivo, en el que deberán desplegarse los paracaídas necesarios para frenar el desplome. Varios helicópteros del Ejército y personal especializado de la base espacial de Houston se encargarán después de poner a buen recaudo el valioso tesoro cósmico.

Etiquetas:

cometa polvo stardust

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones