Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación

Los científicos reclaman al Gobierno una mayor financiación para actividades de investigación y desarrollo

Solicitan además un cambio estructural que permita mejorar la gestión y organización de la ciencia

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 9 octubre de 2004

Este grupo de científicos -la mayoría directores de los principales centros de investigación biomédica- tuvo una reunión el pasado jueves con la ministra de Educación y ayer hizo un balance de la marcha del Pacto. En su documento original planteaban, entre otros objetivos, la necesidad de duplicar las inversiones en I+D para lograr en 2010 un modelo de sociedad basado en la economía del conocimiento.

"La propuesta presupuestaria del Gobierno, en este su primer curso, se orienta a soluciones coyunturales y no estructurales. Esperamos que en el trámite parlamentario se introduzcan las enmiendas oportunas. Es necesaria una mayor y más clara financiación, pero gestionada y organizada adecuadamente", dijo Joan Guinovart, director del Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona y portavoz de este grupo.

Cambios estructurales

Los fondos destinados a I+D en los Presupuestos del Estado para 2005 no son "los que esperábamos", reconoció el bioquímico Vicente Rubio, director del Instituto de Investigación Biomédica de Valencia. "Estamos sorprendidos", añadió el catedrático Félix Goñi, director de la Unidad de Biofísica del CSIC/U. del País Vasco. El investigador Jesús Ávila, del Centro de Biología Molecular del CSIC, señaló que la comunidad científica está todavía analizando los Presupuestos de I+D, donde se fija un incremento para el CSIC en 2005 de sólo el 6,7%. "Queremos saber cómo crecen otras partidas. Entonces, si es preciso, daremos una opinión de protesta", añadió Ávila, quien expresó su deseo de que en el debate parlamentario se mejore esa cifra o se compense en otras partidas destinadas a subvencionar la investigación. Como los demás, Jesús Ávila insistió en que más importante que la cantidad de dinero son los cambios estructurales que permitan gastarlo bien. Hasta ahora, desde la aprobación de la Ley de la Ciencia de 1986, las medidas estructurales adoptadas sólo taparon agujeros, matizó José López Barneo, director de Laboratorio de Investigaciones Biomédicas del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla. "Es importante que se despolitice la gestión de la ciencia. Que los avatares políticos influyan en la política científica es muy negativo", señaló.

Estos seis científicos -los otro cinco no pudieron acudir a este acto público- argumentaron que las reformas estructurales deben "desfuncionarizar" los organismos públicos de investigación y combatir la burocracia que atenaza la gestión y la organización de los centros, impidiendo incorporar a jóvenes y brillantes científicos. La rigidez y falta de autonomía de gestión es particularmente grave en el CSIC, que precisa de un régimen jurídico especial, aseguró Federico Mayor Menéndez, del Centro de Biología Molecular. En algunos casos, la situación en los organismos públicos es tan "surrealista" que es más fácil "obtener dinero que gastarlo", apostilló Félix Goñi. "Al final quienes deciden qué ciencia se hace en España son los interventores del Estado", remachó Jesús Ávila

Agencia para financiar la ciencia

Joan Guinovart, actual presidente de la Confederación de Sociedades Científicas de España (Cosce), dijo que estaban satisfechos por las manifestaciones de apoyo de la ministra San Segundo a la propuesta de Pacto de Estado por la Ciencia, aunque "entendemos que este Pacto no puede estar circunscrito sólo al Ministerio de Educación". Los impulsores de esta iniciativa reclaman también "un proceso y un calendario para la definición de las distintas medidas" que deben hacer realidad todas las propuestas de organización, gestión y financiación de ciencia.

Guinovart precisó que el Ministerio de Educación quiere crear "en un tiempo razonable" una agencia para la financiación de la ciencia. Jesús Ávila manifestó que esa futura agencia debería orientar su actividad sobre los pilares de la prospectiva (identificación de las áreas punteras a medio y largo plazo) y la evaluación rigurosa de los proyectos de investigación. Los seis investigadores abogaron por desligar las actuaciones de esa agencia pública del control del Gobierno, vinculándola directamente al Parlamento.

En este sentido, Félix Goñi recordó que las grandes agencias que coordinan la investigación pública en los países más avanzados son dirigidas por científicos, que rinden cuentas a los parlamentos, pero "están libres de los vaivenes de la política partidista".

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones