Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación

Programación infantil

Los niños se han acostumbrado a ver la programación adulta como propia

Más horas ante el televisor que en la escuela

Los niños de entre 4 y 12 años pasan unas 990 horas al año delante de la televisión, frente a las 960 horas que están en la escuela, según el ‘Libro Blanco: la Educación en el entorno audiovisual’ (noviembre, 2003) realizado por el Consell de l’Audiovisual de Catalunya. Por su parte, la Confederación Española de Organizaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (CEACCU) acaba de publicar un informe sobre “Hábitos de Consumo de Televisión y Nuevas Tecnologías de la Infancia y Juventud”, en el que asegura que los niños ven la televisión una media de 218 minutos diarios, unas 3 horas 40 minutos, lo que contrasta con la jornada escolar de 300 minutos. Además, el estudio revela que 800.000 menores de catorce años ven la televisión después de las diez de la noche, y el 10% de los menores de seis años está delante del televisor después de la 21:00 horas.

Los datos que reflejan sendos estudios revelan además que los valores que se transmiten en la escuela no son precisamente los que aparecen y se fomentan a través de la televisión. Los contenidos violentos, sexistas, racistas, y el escaso respeto al honor e intimidad de las personas pueden influir negativamente tanto en su proceso de socialización, en valores y normas, como en la generación de conductas violentas. En definitiva, en el desarrollo de su personalidad.

Los efectos de esta exposición no han pasado desapercibidos en sociólogos, psicólogos y educadores. Según el sociólogo Andrés González, experto en estudios sobre el impacto de los medios audiovisuales en el comportamiento juvenil, “los contenidos actuales ensalzan la competitividad y la agresividad en detrimento de los valores familiares, pero no por ello tienen que llevar a los niños a imitar conductas violentas, algo que sólo se da en caracteres psicopáticos y en momentos de crisis agudas. El verdadero problema es que los niños ven la televisión solos y cuentan cada vez menos con el filtro de la opinión adulta para distinguir la ficción de la realidad. Los jóvenes se auto-educan entre ellos mediante la televisión y los videojuegos”. Para el sociólogo, “esta forma de socialización les hace ser subjetivos e impulsivos en extremo, no aceptar la frustración y dejarse vencer muy pronto. El resultado es que los jóvenes son más manipulables por los líderes, piensan menos, se convierten en maquinas de repetición de la publicidad, en consumistas y cómodos”.

Paginación dentro de este contenido

  •  No hay ninguna página anterior
  • Estás en la página: [Pág. 1 de 3]
  • Ir a la página siguiente: Programas de adultos »

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones