Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación

Un nuevo sistema permite a las naves espaciales autorrepararse de los impactos que sufren en sus viajes

El proceso se asemeja al de cicatrización de las heridas en las personas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 21 enero de 2006
Científicos británicos y holandeses de la Agencia Espacial Europea (ESA) han probado con éxito un nuevo sistema que permite a las naves espaciales autorrepararse de los impactos que sufren durante sus viajes. Estos expertos han logrado reproducir el proceso de cicatrización humana en estas naves mediante un sistema de fibras de cristal, que repara al instante los daños provocados por los cambios bruscos de temperatura y el choque con micrometeoritos que viajan a velocidades de varios kilómetros por segundo.

El equipo, formado por investigadores de la Universidad de Bristol y del Centro Europeo de Investigación de Tecnología Espacial (ESTEC), tuvo que superar el inconveniente de la ausencia de aire en el espacio, que es el que solidifica la sangre en las heridas de los humanos, hasta formarse las postillas.

En concreto, el sistema consiste en "venas" mecánicas con un material resinoso y adhesivo que reacciona con un endurecedor cuando se rompen por algún impacto las fibras exteriores de la nave. Estas fibras están fabricadas con cristal para que se rompan rápidamente, la reacción se lleve a cabo lo antes posible y la resina no se evapore antes de que se produzca la mezcla con el endurecedor.

En la actualidad, la vida de una nave espacial está muy limitada debido a los pequeños impactos que va acumulando durante sus misiones. Pero si los resultados de este sistema se repiten en experimentos a mayor escala, las misiones espaciales podrían doblar su tiempo en órbita.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones