Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Educación

Un nuevo telescopio español busca en el espacio explosiones de rayos gamma

El dispositivo aporta mucha precisión y rapidez en la observación tras las alertas astronómicas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 5 diciembre de 2009
El Telescopio Málaga (TELMA) escruta el universo desde finales de noviembre en busca estallidos cósmicos de rayos gamma, "los acontecimientos físicos más luminosos y energéticos del cosmos", según señaló en un comunicado la Junta de Andalucía.

El dispositivo, emplazado en el Observatorio Astronómico BOOTES-2 en la Estación Experimental de La Mayora-CSIC, en la localidad malagueña de Algarrobo Costa, cuenta con un espejo de 60 centímetros de diámetro y una altísima velocidad de apuntado. Según sus responsables, "estas características mejorarán la capacidad de la red de telescopios BOOTES (Burst Observer and Optical Transient Exploring System) al poder dirigir su instrumental con suma rapidez a cualquier objeto celeste", lo que aportará mucha precisión en la observación tras las alertas astronómicas.

El proyecto BOOTES se desarrolla desde 1998, bajo la coordinación del Instituto de Astrofísica de Andalucía, centro perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Desde entonces, se han construido y puesto en marcha en el seno de esta iniciativa dos estaciones de observación con tres telescopios: BOOTES-1, en el Centro de Experimentación de El Arenosillo (INTA) en Huelva, inaugurado en 1998; BOOTES-2 que se estableció en 2001 y donde ahora se inaugura TELMA; y BOOTES-3, en Nueva Zelanda, que comenzó su actividad en febrero de 2009. En este sentido, el nuevo telescopio TELMA en BOOTES-2, aportará mucha precisión y rapidez en la observación tras las alertas astronómicas.

Uno de los responsables de la puesta en marcha de TELMA, Alberto Castro-Tirado señaló que el nuevo telescopio "forma parte de un nuevo concepto de observatorio astronómico robótico que permitirá hacer ciencia puntera en varios campos científicos y de igual modo dedicar una parte del tiempo a tareas divulgativas".

Los tres telescopios del proyecto BOOTES están destinados al estudio de contrapartidas ópticas de aquellos fenómenos de explosión de rayos gamma identificados por satélites espaciales. Estos rayos, además de indicadores de fenómenos de formación de estrellas, son una importante fuente para conocer etapas tempranas del universo, ya que la luz que llega a la Tierra con esos intensos fenómenos radiactivos tiene una antigüedad de más de 10.000 millones de años luz.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones