Saltatu nabigazio-menua eta joan edukira

EROSKI CONSUMER, kontsumitzailearen egunkaria

Bilatzailea

Fundazioaren logotipoa

EROSKI CONSUMERen kanalak


Kokaleku honetan zaude: Azala > Elikadura > Ondo jaten ikasten > Bitxikeriak

Artikulu hau itzulpen automatikoko sistema batek itzuli du. Informazio gehiago, hemen.

Euskarara itzultzeko sistemek aurrerapen handiak izan dituzte azken urteotan, baina oraindik badute zer hobetua. Hobekuntza horren parte izan nahi? Aukeratu esaldi osoak nahieran, eta klikatu hemen.

Emozio-gosea

Emozioek, estresa, asperdura edo tristura bezala, baldintzatu egiten dute janariarekin harremana izateko modua

  • Egilea: Argitaratze-dataren
  • arabera: Osteguna, 2012ko urriaren 18a

El estado de ánimo puede alterar nuestras elecciones alimentarias y viceversa: haber consumido (o dejado de consumir) determinados alimentos puede influir en el estado anímico. Distintos estudios apuntan que la tristeza, el aburrimiento o el estrés condicionan la manera en que nos relacionamos con la comida. Unas veces, lo hacen de forma obvia y evidente; y otras, de manera sutil e inconsciente. Sin embargo, estas interacciones son tan complejas, que es difícil establecer con claridad cómo es el vínculo entre emoción e ingesta, qué es consecuencia y qué es causa. Además, no se reacciona igual ante el aburrimiento -que parece incidir en un aumento de la ingesta-, que frente a la tristeza -según los estudios, tiende a reducir nuestras ganas de comer-. A continuación se describe la relación primaria entre las emociones y la comida, cómo influye el estrés en las ganas de comer y cuáles son los sabores que provocan placer.

1,8
1,8

Emozioak eta janaria

Nuestra actitud antes o después de comer es, con mucha probabilidad, la forma más habitual y explícita de la relación que existe entre la comida y el estado de ánimo. Cuando tienen hambre, muchos animales, entre ellos los humanos, tienden a estar agitados, en alerta, e incluso, irritables, ya que esta condición estimula y fomenta la búsqueda de alimento. Una vez más, nuestros genes ancestrales recobran protagonismo.

Jan ondoren, nerbio-sistemak lasaitasun-sentsazioa sortzen du, eta umore ona izateko aukera gehiago ditu

Aldiz, janari baten ondoren, irentsitako elikagaiak garunera iristen dira: nerbio-sistemaren bidez lasaitasun-sentsazioa sortzen da, eta egoera letargikoa, umorea negatiboa izateko aukera gehiago dituena.

No ocurre lo mismo siempre, eso sí. Las emociones son de tristeza, vergüenza o ansiedad después de haber consumido un alimento que no debíamos, que sabemos que no es sano o que no forma parte de nuestro plan alimentario para perder peso. Y es que en alimentación nunca hay blancos y negros. Si además se relaciona con la compleja psicología humana, la gama de colores se amplía de forma exponencial.

Estresa eta jateko gogoa

El estrés afecta a la salud de manera directa a través de múltiples procesos fisiológicos, pero también es capaz de cambiar comportamientos que se relacionan con la salud, como la selección y la ingesta de alimentos. Los estudios indican que la mayoría de las personas experimentan cambios en la conducta alimentaria en respuesta a una situación de estrés. Sin embargo, esta respuesta no es la misma en todos los individuos. Es más, puede ser la opuesta.

Un trabajo publicado en la revista científica Appetite calculó, a partir de datos de varias investigaciones, que mientras un 30% de los sujetos estudiados manifestaron un aumento en su apetito, casi un 50% revelaron una disminución de las ganas de comer. Estos efectos parecen ser distintos en función del tipo de persona que siente estrés: quienes restringen la ingesta de manera habitual suelen responder con más apetito y ganas de comer que quienes no la limitan de forma cotidiana.

Gozamena eragiten duten zaporeak

La sensación placentera asociada al sabor dulce es innata, mientras que el amargo y el picante se rechazan de forma natural por los bebés. Varios estudios así lo han demostrado al analizar las expresiones faciales de recién nacidos a quienes se les administraron líquidos con sabores dulces o amargos. Sus muestras de goce al beber el líquido con azúcar contrastan con expresiones que los investigadores asocian a emociones negativas y que coinciden con el momento de probar el sabor amargo.

Elikagai baten aurrean gertatzen diren erreakzioek aurreko esperientziek eta haien kontsumoan izaten diren itxaropenek eragiten dute.

Hala ere, pertsonak handiagoak direnean, aurreko esperientziek eragin handia dute janariaren erreakzioei buruzko espektatibek eta iragarpenek. Elikagai baten aurrean gertatzen diren erreakzioek zerikusi handia dute aurreko aldietan zer gertatu den jakiteko, baina baita kontsumo horretatik espero duguna edo elikagai horrek beste pertsona batzuei nola eragiten dien ere.

Algunos estudios han comprobado que al consumir bebidas que contenían agua con edulcorantes no calóricos, tipo sacarina o aspartamo (sin azúcar, solo con sabor dulce) y con diferentes grados de dulzor, se detectaban mayores subidas de glucosa sanguínea tras haber consumido la bebida con el sabor más dulce. Esto lleva a pensar que, si bien el sabor dulce puede gustar de forma innata, también puede verse afectado por lo que esperamos de él al consumirlo.

Un buen ejemplo plasmado en el cine es la típica escena de película en la que, tras un disgusto sentimental, la protagonista busca consuelo en un bote de helado. Hacer lo mismo en la vida real, ¿de verdad nos hace sentir mejor o estamos condicionados por esas escenas? ¿Estaremos más relajados después de haber consumido un alimento que quizá no debíamos comer o, por el contrario, tendremos con ello otro motivo de estrés emocional? Conviene hacerse estas preguntas antes de tomar la decisión.

Jatera joan gabe estresa eta antsietatea gainditzeko zortzi gako

Elikadura erregulatzeko edo estresa, antsietatea eta osasunari buruzko emozio negatiboak minimizatzeko, erlaxazio-teknikak eta -estrategiak ezagutzea komeni da. Estresari aurre egiten laguntzen duten elikagaiez gain, Granadako Unibertsitatearen kabinete psikopedagogikoak honako ideia hauek proposatzen ditu tentsioa sortzen duten egoerei aurre egiteko:

  1. Ikuspegi fisiko eta psikologikotik berritzea ahalbidetzen duten jarduerak egitea: atsedena, oporrak, kirolak eta aisialdiko jarduerak, erlaxazio-teknikak.
  2. Ariketa fisikoa egitea. Oinez ibiltzea, igeri egitea edo etxea garbitzea, indarrak konpontzea eta suspertzea bezalako jarduerak.
  3. Saihestu automedikazioa, kafeina gehiegi hartzea, alkohola eta gehiegizko janariak.
  4. Mugak ezartzea, “ez” esaten ikastea eta lehentasun gutxien duten jarduerak bertan behera uztea.
  5. Denbora antolatzea. Jarduerak eta itxaropenak lehenetsi eta egituratzea.
  6. Itxaropen errealistak izaten saiatzea. Norberarengandik edo besteetatik gehiegi itxarotea, perfekzioa eskatzea edo lehentasunekin zurruna izatea frustrazio handia sor dezake.
  7. Emozioak partekatzea: norekin hitz egin eta emozioak adierazi, bai positiboak bai negatiboak.
  8. Estres-egoerei aurrea hartzea eta haientzako prestatzea, egoera irudikatzea eta erantzunak eta erantzunak praktikatzea.

RSS. Sigue informado

Hau interesa dakizuke:

Infografiak | Argazkiak | Ikerketak