Saltatu nabigazio-menua eta joan edukira

EROSKI CONSUMER, kontsumitzailearen egunkaria

Bilatzailea

Fundazioaren logotipoa

EROSKI CONSUMERen kanalak


Kokaleku honetan zaude: Azala > Elikadura > Ondo jaten ikasten > Bitxikeriak

Artikulu hau itzulpen automatikoko sistema batek itzuli du. Informazio gehiago, hemen.

Euskarara itzultzeko sistemek aurrerapen handiak izan dituzte azken urteotan, baina oraindik badute zer hobetua. Hobekuntza horren parte izan nahi? Aukeratu esaldi osoak nahieran, eta klikatu hemen.

Nola aprobetxatu fruta eta barazki azala

Fruta eta barazkien azal jangarriak A eta C bitaminak, zuntz disolbaezina eta herdoilaren aurkakoak (karotenoideak, adibidez) gehiago ditu

En el aspecto nutritivo, se insiste en aprovechar al máximo las frutas y las hortalizas, ya que ciertos nutrientes valiosos de los vegetales se concentran en la piel. Sin embargo, es habitual pelar una manzana y tirar la piel a la basura, una práctica que se repite con la cáscara de otras frutas (naranjas, plátanos, melocotones, melones, sandías…) y con las mondas de las patatas o los restos de las hortalizas. Y es que, en contrapartida, el abuso de fertilizantes y pesticidas se acumula en el exterior de las frutas y en las partes externas de hortalizas, un motivo por el que se desperdicia tanta materia prima vegetal para consumo, o esta no se aprecia en buen estado como para comerla. La industria alimentaria ha encontrado métodos para sacar el máximo rendimiento a los desperdicios vegetales. A continuación se explica qué uso se les puede dar, cuáles son los nutrientes más destacados en la piel de las frutas y cómo aprovecharlos al máximo en casa.

1,8
1,8

Nola aprobetxatu ahalik eta gehien fruta eta ortuarien azala etxean

El calor destruye parte de los nutrientes de los vegetales. Por ello, además de comer las frutas con piel, conviene tomarlas crudas y en la fecha más próxima a su recolección, al igual que las hortalizas. Sin embargo, la textura más dura de la piel o los filamentos molestos de algunas hortalizas invitan a pelar las frutas, de modo que se desperdicia parte de los vegetales. ¿Cómo se pueden utilizar al máximo los vegetales en la cocina sin que resulte un inconveniente? Tres ideas de interés:

  1. Licuados, batidos y purés. En la licuadora se trituran las frutas con piel y las hortalizas (bien lavadas, eso sí) para hacer las mezclas que más gusten, si bien es frecuente que queden los restos más duros. Con la batidora se puede aprovechar mejor todo el alimento y obtener un delicioso y fresco batido de frutas de temporada o un puré de verduras.
  2. Fruta irabiatuzko konpota. Egosketak fruten azala bigundu egiten du, baina, testura dela-eta, desatsegina bada, irabiatu egin daiteke, eta ukitu homogeneo eta elikagarriago bat lortu.
  3. Fruta eta barazki erreak. Fruta eta barazkiak biguntzea zatirik gogorrenak biguntzeko modu erraza da, dena jan ahal izateko, ukitu gabe.

Fruta eta barazkien erabilera industriala: antioxidatzaile eta zuntz iturri

Fruituak eta barazkiak eraldatzetik datozen hondakinak antioxidatzaileen iturri potentzial dira

Un estudio publicado en la revista ‘Food Chemistry’, en el que han participado científicos españoles y alemanes, sugiere que los productos de desecho procedentes de la transformación de frutas y hortalizas son una fuente potencial de antioxidantes. En el trabajo se ha analizado esta capacidad en la remolacha, la manzana y las fresas. También se han investigado los residuos de la producción industrial del tomate, las alcachofas y los espárragos en conserva, así como los restos de la cosecha de la achicoria, la endibia, el pepino y el brócoli.

Los autores han detectado, en mayor o menor medida, una concentración muy apreciable de polifenoles antioxidantes en todos los desechos vegetales. Este hallazgo es una muestra más de la posibilidad de recuperar grandes cantidades de compuestos antioxidantes de los desechos de frutas y verduras. Su uso puede ser muy útil en la formulación de complementos dietéticos, de alimentos funcionales, e incluso, para aplicaciones cosméticas. En otra investigación realizada por el Departamento de tecnología alimentaria del Consejo de Investigación Científica e Industria de Mysore, en India, se saca partido a los desechos biológicos de las plantas bananeras desde una perspectiva de compuestos bioactivos, nutricionales y funcionales para su uso en alimentos y bebidas.

Zuntza landare-hondakinen industrian aprobetxa daitekeen beste osagai bat da. Zainzurietan, giza kontsumorako errefusatzen den zatirik zuretsuena zuntz-iturri izan daiteke, eta aztertu eta aplikatzen da elikagaien teknologian, gehigarri gisa eta zuntzez aberastutako produktuen osagai funtzional gisa.

Fruten larruazaleko mantenugai garrantzitsuenak

Fruta eta barazki ekologikoen kontsumoa naturalagoa izateko eta hainbeste pestizida-hondakin ez irensteko modu bat da

Egia al da fruta azalak barrualdeak baino bitamina gehiago biltzen dituela? Egia esan, fruta guztiek ez dute mantenugai gehiago larruazalean mamian baino, baina frutaren zati horrek nutrizio-osakera orokorraren zati garrantzitsu bat biltzen du: bitaminak, herdoilaren aurkako konposatuak eta zuntza, batez ere, disolbaezina. Hori da, dietetikaren ikuspegitik, fruta azalarekin jateko eta barazkiei ahalik eta etekin handiena ateratzeko adinako arrazoi bat. Nekazaritza ekologikoaren eta elikagai-mota horren kontsumoaren aldeko apustua egiteko modu naturalagoa da, eta ez du hainbeste pestizida-hondakin eta beste fitokimiko batzuk irensten, eskala handiko nekazaritza-produkzioan.

  • Vitaminas A y C. En la piel comestible de las frutas, así como en las hojas y zonas más externas de las hortalizas, se concentra una parte importante de la vitamina C y de la vitamina A, ambas con potente acción antioxidante. Se estima que el contenido de vitamina C en las frutas es de tres a cinco veces mayor en la piel que en la pulpa.

  • Fibra insoluble. Este tipo de fibra se concentra en la piel comestible de las frutas (manzanas, peras, melocotones, ciruelas…) y es muy abundante en hortalizas como alcachofas, espinacas, acelgas, judías verdes, lechuga, zanahoria y tomate. Es un tipo de fibra que forma con el agua mezclas de baja viscosidad y que apenas fermentan las bacterias intestinales. Sin embargo, al aumentar el bolo fecal, también acelera la velocidad de tránsito intestinal, por lo que tiene un potente efecto laxante.

  • Antioxidantes que colorean la piel. La ingesta de frutas y hortalizas ricas en carotenoides -los compuestos colorantes vegetales que tornan la piel de muchas frutas de colores intensos (amarillo, naranja, rojizo)- se ha asociado con una mayor coloración de la piel humana. En el Laboratorio de Percepción de la Universidad escocesa de Sant Andrews, comprobaron cómo después de seis semanas de ingesta de vegetales ricos en carotenoides, el color de la piel de los participantes caucásicos cambió hacia una piel más sana, más atractiva y con un tono más “moreno”, consecuencia de la absorción de los carotenoides de los vegetales, según explican los investigadores. Diversos estudios muestran cómo gran parte de los polifenoles, además de los carotenoides, se concentran más en la piel coloreada de las frutas que en su pulpa. Un mayor consumo de antioxidantes provenientes de los alimentos es una defensa natural valiosísima para la prevención contra el envejecimiento cutáneo y enfermedades degenerativas de la piel, entre ellas, el melanoma.

Etxeko konpostajea frutekin eta barazkiekin

1,8

1,8
1,8

Etxeko konpostajea aukera ekologiko eta ekonomikoa da etxean sortzen diren hondakin organikoen kantitatea murrizteko. Material gutxi eta zainketa-pixka bat erabilita, ikastea eta fruta eta barazkietatik hondakin organikoak bereizteko ohitura hartzea lortzen da, landareentzat konposta edo ongarri naturala egiteko.

Un sencillo manual de instrucciones para hacer compostaje doméstico que puede descargarse en Internet enseña a los profanos en la materia cuáles son los restos que se pueden aprovechar de la cocina, que van más allá de los desperdicios de frutas y hortalizas. Entre otros desechos caseros, se incluyen los posos de café, las bolsas de té, servilletas de papel usado, restos de pan, pizza, pasta y arroz cocidos, galletas, cereales, cáscaras de frutos secos (excepto las de nuez), hierbas y especias caducadas, mermelada, jalea o conservas caducadas, cerveza y vino pasados o palillos.

RSS. Sigue informado

Hau interesa dakizuke:

Infografiak | Argazkiak | Ikerketak