Saltatu nabigazio-menua eta joan edukira

EROSKI CONSUMER, kontsumitzailearen egunkaria

Bilatzailea

Fundazioaren logotipoa

EROSKI CONSUMERen kanalak


Kokaleku honetan zaude: Azala > Haurtxoa > Edoskitzea

Artikulu hau itzulpen automatikoko sistema batek itzuli du. Informazio gehiago, hemen.

Euskarara itzultzeko sistemek aurrerapen handiak izan dituzte azken urteotan, baina oraindik badute zer hobetua. Hobekuntza horren parte izan nahi? Aukeratu esaldi osoak nahieran, eta klikatu hemen.

Edoskitu beste haurtxo bat haurdunaldian: ona al da?

Haur bati bularra ematea haurdunaldi berri batean ez da arriskutsua izango, ez amari ez fetuari.

Img lactancia amamantar listado Irudia: makuneros

¿Es posible alimentar a un niño con leche materna mientras que se está embarazada de otro bebé? ¿Podrá seguir lactando el recién nacido después del parto? La respuesta en ambos casos es afirmativa. Amamantar durante el embarazo no representa ningún riesgo para la madre ni para la gestación, tal y como se recoge en este artículo, donde también se explican las ventajas para el nuevo bebé de la lactancia en tándem, la lactancia simultánea de dos pequeños después del alumbramiento.

1,8
1,8

Edoskitzean bularra ematea

La recomendación profesional para todas las madres es que mantengan la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses y, hasta los dos años, la complementen con otros alimentos. Pero, ¿qué ocurre si en este intervalo la madre vuelve a quedarse embarazada? La respuesta de los profesionales es clara: “Una gestación normal no obliga al destete inmediato“. Así lo recoge el manual ‘Lactancia Materna: Guía para profesionales’, de la Asociación Española de Pediatría (AEP).

Aunque no es extraño que una madre que amamanta durante la gestación reciba consejos instándole a destetar al niño, “dar el pecho mientras se está embarazada es perfectamente posible”, afirma Pilar Martínez, autora del libro electrónico ‘Los cinco pasos para tener éxito en tu lactancia materna’. “Esta práctica no representa ningún problema para el feto, ni riesgo para el embarazo”, señala esta especialista en lactancia.

Haurdunaldian bularra emateari uztea gomendatzen da, aurretik erditzeko arriskua dagoenean.

Zentzu horretan, AEParen eskuliburuak zehazten du ezen, teorian, xurgaketak uzkurdurak eragin baditzake ere, “ez da argitaratu haurdunaldian zehar edoskitzeak eragindako abortu edo erditze goiztiarrik”. Hala ere, bularra emateari uztea gomendatzen du amak aurreko erditzearen mehatxupean baldin badago.

Edoskitzea tandemean

Haurtxo berria jaio denean, anaia zaharrenak amaren esnea ere jarrai dezake. Horri deitzen zaio edoskitzea tandemean edo adin desberdineko bi umeren aldi bereko edoskitzea.

Edoskitze partekatuari dagokionez, kezka handienetako bat da jaioberriak ez duela kalostroaren ezaugarri nutritibo eta immunizatzailerik (erditu ondorengo lehen bi eta bost egunen artean gertatzen den lehen esnea), anaiaren edoskitzaroa ez delako gertatzen.

Haurtxo berria jaio denean, anaia zaharrenak amaren esnea ere jarrai dezake.

Un estudio del departamento de Nutrición de la Universidad Complutense de Madrid, promovido por el grupo Alba de lactancia materna, confirma que esto no debe preocupar a los padres. Tras comparar muestras de leche materna, el análisis verifica que no existen diferencias significativas entre el calostro de madres que amamantaron durante la lactancia y las que no lo hicieron. Su valor nutricional e inmunológico es idéntico en ambos casos. Lo importante, por tanto, es asegurarse de que el recién nacido tenga prioridad, aunque los dos hermanos se pueden beneficiar de las propiedades únicas del calostro.

Aldi berean edoskitzearen jaioberriarentzako abantailak

Edoskitzea tandemean, jaioberri jaioberriarentzako arriskurik edo kalterik ez agertzeak abantaila batzuk dakartza haurrarentzat. Hauek dira nabarmenenak:

  • Más peso. Las investigaciones apuntan que los recién nacidos que lactan en tándem pierden menos peso al nacer. Tras el alumbramiento, además, también lo recuperan de forma más rápida: ganan un 21% más de peso que el que ganó su hermano en el primer mes de vida. Esto es gracias a que cuentan con la ayuda del hermano para estimular la producción de leche.

  • Inmunización del hermano mayor y protección del bebé. Es frecuente que los hermanos mayores contagien sus enfermedades a los bebés. En este sentido, la lactancia en tándem es favorable para ambos. El hermano mayor, al beneficiarse de nuevo de las propiedades inmunizadoras del calostro, se hace más resistente a contraer enfermedades; y el bebé, al enfermar menos su hermano, está más protegido del contagio.

  • Harreman hobea. Anaien arteko edoskitzeak anaien arteko lotura sendoagoa sortzen laguntzen du, batetik besterako egokitzapena errazten du eta anai berria iristean sor daitezkeen jeloskortasunak leuntzen ditu.

Berezko titia kentzea

A pesar de la intención de la madre embarazada de continuar alimentando a su hijo con leche materna, es frecuente que muchos bebés se desteten de forma espontánea durante la gestación. El estudio del departamento de Nutrición de la Universidad Complutense de Madrid indica que esto se produce en el 62% de los casos, sobre todo en dos momentos significativos: entre el tercer y el cuatro mes (porque disminuye la producción de leche) y entre el quinto y sexto mes, porque la leche cambia de sabor.

1,8

RSS. Sigue informado

Hau interesa dakizuke:

Infografiak | Argazkiak | Ikerketak