Saltatu nabigazio-menua eta joan edukira

EROSKI CONSUMER, kontsumitzailearen egunkaria

Bilatzailea

Fundazioaren logotipoa

EROSKI CONSUMERen kanalak


Kokaleku honetan zaude: Azala > Haurtxoa > Haurra

Artikulu hau itzulpen automatikoko sistema batek itzuli du. Informazio gehiago, hemen.

Euskarara itzultzeko sistemek aurrerapen handiak izan dituzte azken urteotan, baina oraindik badute zer hobetua. Hobekuntza horren parte izan nahi? Aukeratu esaldi osoak nahieran, eta klikatu hemen.

Eskolara eta mukietara itzultzea, urte guztietako pack zatiezina

Haurrek 7 eta 10 katarro bitartean izaten dituzte urtean, eta bakoitzak 10 eguneko iraupena du batez beste. Mukiak, gehiegizkoak ez badira, babesteko tresna gisa funtzionatzen dute

“¿Por qué mi hijo siempre está con mocos? Hemos estado todo el verano estupendos y, ahora, que ha empezado el cole, tiene mocos otra vez”. Esta es una de las dudas más habituales que plantean los padres y las madres por estas fechas en la consulta del médico o de los fisioterapeutas respiratorios. Pero hay muchas más. Por ejemplo, por qué le dan ataques de tos y siente asco, o por qué los mocos no le dejan dormir y vomita. En el siguiente artículo damos respuesta a estas preguntas. Pero, primero, una aclaración: los mocos son nuestros amigos; una herramienta muy útil para proteger nuestro sistema respiratorio.

Gure 'lagunak' mukiak

El aire se acondiciona en la nariz, donde adquiere la humedad y la temperatura óptima para ingresar a nuestro organismo. En su interior tenemos una serie de barreras que atrapan las partículas inhaladas con el aire en la respiración y que no deben penetrar a los pulmones. Por ejemplo, los gérmenes. Los encargados de atrapar estas partículas son los mocos; por eso "tener mocos" significa que nuestro sistema de protección está funcionando correctamente.

Baina, egia da mukiak ohi baino ugariagoak direnean, haurraren atsedenaldian eta elikadura egokian eragiten dutenean, edo denbora luzez (infekzio-arriskua areagotuta) egoten direnean, egon nahi ez ditugun "lagun" oso latoso bilaka daitezkeela.

Zergatik joaten dira eskutik eskolara?

En cuanto al por qué los niños tienen más mocos en la época escolar que en verano, la explicación es muy sencilla. En el caso de los más pequeños, su sistema inmunitario está en pleno desarrollo y en el colegio están rodeados de otros niños que podríamos definir como "bichitos andantes" (de los virus que portan encima). Por otra parte, en la época otoñal e invernal, la circulación de virus es mayor y los niños están concentrados durante varias horas al día en un mismo espacio cerrado. Por último, los más peques se llevan todo a la boca, con lo que la transmisión entre ellos es más fácil.

Garrantzitsua da jakitea haurrek urtean 7 eta 10 katarro-prozesu izaten dituztela, eta horiek 10 egunera arte iraun dezaketela, batez ere udazkenean eta neguan. Kontuak egiten baditugu, ikusiko dugu nahikoa normala dela txikiek katarro bat katenatzen dutela eta, aldi batez, mukiak haien zati bihurtzen direla.

Nola libratu mukietatik

Irudia: Pezibear

Gure bekei laguntzeko modu bat fisioterapia adar bat da, fisioterapiaren adar bat, zeinak, teknika multzo baten bidez, biriketako gaixotasunak prebenitzen, egonkortzen, egonkortzen edo sendatzen baititu, eta mukiaren handitze hori errazago kanporatzen laguntzen baitu.

Es importante remarcar que se trata de una herramienta para mejorar la salud, pero en ningún momento sustituye el tratamiento prescrito por un médico. Con ella ayudamos a disminuir la necesidad (o la cantidad) de medicación y acelerar la recuperación, además de aportar calidad de vida, restaurando o manteniendo una función respiratoria óptima. No se utilizan maniobras o técnicas dolorosas, aunque es normal que los más pequeños puedan llorar en una sesión de fisioterapia respiratoria. Con estas técnicas, a través de cambios en la cantidad y velocidad de aire que respiramos, movilizamos las secreciones situadas en las vías aéreas.

Pediatrian hiru helburu izango dira:

  • Mukiak sortutako buxadura murriztea. Kontuan izan behar dugu airea igarotzen den hodien kalibrea helduena baino askoz ere estuagoa dela, eta, beraz, buxatzeko arrisku handiagoa dute.
  • Balizko albo-ondorioak murriztea.
  • Saiatu kalte estruktural errepikakor horren ondorioak saihesten (etorkizunean gerta daitezkeen asmatikoak eta birika-buxadura kronikoak).

Otra herramienta muy útil es la técnica de los lavados nasales, los cuales son especialmente importantes en los bebés menores de seis meses, ya que a esa edad solo respiran por la nariz. Es una maniobra completamente segura y sin contraindicaciones, que se realiza de acuerdo a la edad del pequeño. Por eso siempre es bueno acudir a un profesional que nos explique las opciones y nos enseñe la maniobra correctamente.

Finalmente, hemos de resaltar la importancia de la prevención, evitando el contacto con personas con síntomas catarrales y realizando un lavado de manos frecuente, sobre todo si se ha estado en contacto con personas acatarradas.  En el caso de los bebés menores de dos meses, es de vital importancia evitar, en la medida de lo posible, los espacios cerrados y con gran concentración de gente, así como que estén en contacto con gente con síntomas catarrales.

Arnas arazoekin zerikusia duten gai honi eta beste batzuei buruzko zalantzarik edo galderarik baduzu, jarri harremanetan Lovex air Fundazioarekin, kontuanos@lovexair.com posta elektronikoaren bidez.

Etiquetas:

haurrak mocos-eu

Iruzkin bat argitaratzen baduzu, datu-babesari buruzko politika onartzen duzu

Hau interesa dakizuke:

Infografiak | Argazkiak | Ikerketak