Saltatu nabigazio-menua eta joan edukira

EROSKI CONSUMER, kontsumitzailearen egunkaria

Bilatzailea

Fundazioaren logotipoa

EROSKI CONSUMERen kanalak


Kokaleku honetan zaude: Azala > Ingurumena

Artikulu hau itzulpen automatikoko sistema batek itzuli du. Informazio gehiago, hemen.

Euskarara itzultzeko sistemek aurrerapen handiak izan dituzte azken urteotan, baina oraindik badute zer hobetua. Hobekuntza horren parte izan nahi? Aukeratu esaldi osoak nahieran, eta klikatu hemen.

Hondamendi Naturalak Murrizteko Nazioarteko Eguna

Emakumeek jasaten dituzte gehien hondamendi naturalak, eta azken urteotan areagotu egin da horien eragina

img_diadesastres listado

El 13 de octubre es el Día Internacional para la Reducción de los Desastres Naturales. Un desastre de estas características no se puede impedir que ocurra, pero sí se pueden evitar, o disminuir en gran medida, sus consecuencias catastróficas, así como ser capaces de recuperarse de los daños producidos lo antes posible. En esta labor, las mujeres y niñas son esenciales, tal y como recuerda el lema de este año elegido por Naciones Unidas: “Mujeres y Niñas. La Fuerza (in)visible de la Resiliencia”. También lo señala el siguiente artículo que, además, indica que las consecuencias catastróficas de los desastres han aumentado en los últimos años, en especial en España, y recuerda que la prevención podría salvar muchas vidas.

Hondamendi naturalak murrizteko funtsezkoak diren emakumeak

1,8
1,8

Hondamendiak Murrizteko Nazioarteko Egunean munduko herritar guztiak kontzientziatu nahi dira hondamendi naturalen aurrean arriskua murrizteko edo arintzeko neurriak hartzeak duen garrantziaz.

Hondamendi naturalen ondoriozko galeren kopurua 25 aldiz handitu da mundu mailan Nazio Batuek, ekimenaren bultzatzaileek, “Emakume eta neskatoen” leloa aukeratu dute 2012rako. Erresilientziaren indar (in) ikusgaia”. NBEko adituek azaldu dute munduko biztanleriaren erdia edo gehiago ordezkatzen dutela, eta hondamendiek eragin handiena izaten dutela. Genero-desberdintasunak gizarte-sistema osoari eragiten dio, eta, horregatik, desberdintasun horri aurre egiteak komunitatea hondamendiaren aurrean indartzea dakar.

Gainera, nazioarteko erakundearen arduradunek azpimarratu dute “emakumeen esperientzia, ezagutza eta trebetasuna oso baliotsuak direla arriskua murrizteko eta klima-aldaketara egokitzeko estrategiak prestatzerakoan”.

Hondamendi naturalen eragina handitzen ari da

Las estadísticas muestran el aumento de los daños causados por desastres naturales en todo el mundo en los últimos años. Europa, y en especial España, no se salvan de esta tendencia. Según un informe de la Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA) publicado el año pasado, entre 1998 y 2009 causaron cerca de 100.000 muertes, afectaron a más de 11 millones de personas y supusieron unas pérdidas económicas de unos 150.000 millones de euros.

AEMAko adituek diotenez, bero-boladak, uholdeak eta lurrikarak izan ziren Europan heriotz gehien eta kalte materialak eragin zituzten hondamendi naturalak. Espainia da kaltetutako herrialde nagusietako bat, eta 15.000 hildako baino gehiago eta kontinenteko hondamendi ekologikorik txarrenetako batzuk ditu.

Antonio Cendrero, catedrático de Geodinámica de la Universidad de Cantabria, señala que la cifra de pérdidas se ha multiplicado por 25 a nivel mundial: “A pesar de que en los últimos 50 años se han aumentado mucho los conocimientos científicos y las capacidades tecnológicas, nuestra gestión de estos procesos no funciona. Más que ante catástrofes naturales, nos encontramos ante una gestión catastrófica”.

Según Jorge Olcina, climatólogo de la Universidad de Alicante (UA) y experto en desastres naturales, la clave se encuentra en que se ha incrementado el riesgo ante los mismos: “El número de peligros naturales no ha aumentado de forma significativa en las últimas décadas. Sin embargo, los efectos económicos y sociales catastróficos sí han aumentado, debido al ser humano, que ha creado nuevos territorios de riesgo”.

Prebentzioak bizitza asko salba ditzake

Los expertos en catástrofes señalan que una de las medidas más eficaces para reducir o mitigar el impacto de un desastre es la prevención. Para empezar, se debería evitar construir edificios e infraestructuras en zonas de riesgo. En este sentido, los denominados mapas de riesgo son de gran ayuda. Esta cartografía, elaborada por la Administración y a disposición pública de todos los ciudadanos, señala las posibilidades de que suceda un determinado desastre natural en una zona concreta.

Erakundeek, berriz, simulazioak eta hezkuntza-planak egin behar lituzkete herritarrentzat, batez ere, ikastetxeetan eta lantokietan. Era berean, udalek edo beste toki erakunde batzuek entrenamendu bereziak izan beharko lituzkete, entrenamendu berezi batekin, ahalik eta azkarren eta eraginkortasunez lan egiten laguntzeko.

RSS. Sigue informado

Hau interesa dakizuke:

Infografiak | Argazkiak | Ikerketak