Saltatu nabigazio-menua eta joan edukira

EROSKI CONSUMER, kontsumitzailearen egunkaria

Bilatzailea

Fundazioaren logotipoa

EROSKI CONSUMERen kanalak


Kokaleku honetan zaude: Azala > Osasuna eta psikologia > Osasun-laguntza

Artikulu hau itzulpen automatikoko sistema batek itzuli du. Informazio gehiago, hemen.

Euskarara itzultzeko sistemek aurrerapen handiak izan dituzte azken urteotan, baina oraindik badute zer hobetua. Hobekuntza horren parte izan nahi? Aukeratu esaldi osoak nahieran, eta klikatu hemen.

Alberto Seoane, psikiatra eta ‘Lortu erretzeari utzi’ liburuaren egilea Fum doktorearekin

Pixkanaka lagundutako murrizketa duten pertsonen% 80k erretzeari uztea lortu du

  • Egilea: Egilea
  • arabera: Asteartea, 2014ko urtarrilaren 28a

Irudia: CONSUMER EROSKI

En la lista de buenos propósitos de cada nuevo año de muchas personas figura dejar de fumar. Hacerlo de manera paulatina resulta más fácil y menos traumático que intentar abandonar el tabaco de golpe. Un método científicamente probado, denominado reducción gradual asistida (RGA) ®, puede contribuir a dejar el hábito de fumar sin que genere un síndrome de abstinencia tan acusado. El cigarrillo electrónico como paso puente o alternativa al convencional es una mala solución, ya que se mantiene un hábito nocivo para la salud, en el que no solo tiene un peso la adicción a la nicotina, sino el factor psicológico: la costumbre de fumar es una “muleta psicológica” que conlleva distintos rituales al día, como fumar después de un café, de hacer el amor o antes de empezar el trabajo. Así lo explica en esta entrevista Alberto Seoane, psiquiatra con una experiencia de 25 años en el tratamiento de adicciones, director del SCA Centre Médic, de Barcelona, y autor de ‘Consigue dejar de fumar con el Doctor Fum’, de la editorial Paidós.

Zigarreta elektronikoak ez du balio erretzeari uzteko

Los cigarrillos electrónicos pueden llevar o no nicotina. Entre ellos, son menos nocivos los que no la llevan. Recurrir a los “e-cigarrillos” implica “imitar el hecho de fumar, pero con un aparato. Por lo tanto, no hay que fomentar esta práctica. Se ha dado el caso de personas adictas a ciertas sustancias por vía parenteral que, en lugar de seguir con ellas, han optado por hacerlo con agua destilada, que sigue siendo una adicción. De modo que lo que hay que abandonar es el hábito de fumar“, según Alberto Seoane.

Si se opta por los cigarrillos electrónicos, “el hábito se mantiene. El fumador acaba consumiendo nicotina de otra manera. Se ahorra el alquitrán, el monóxido de carbono y otras sustancias nocivas del tabaco convencional, pero sigue con la constumbre de fumar y puede acabar fumando cigarrillos convencionales, un hábito más nocivo. No hay que olvidar que el tabaco es una droga, a pesar de que sea la más legal de todas”, recuerda este psiquiatra.


Hau interesa dakizuke:

Infografiak | Argazkiak | Ikerketak