Saltatu nabigazio-menua eta joan edukira

EROSKI CONSUMER, kontsumitzailearen egunkaria

Bilatzailea

Fundazioaren logotipoa

EROSKI CONSUMERen kanalak


Kokaleku honetan zaude: Azala > Osasuna eta psikologia

Artikulu hau itzulpen automatikoko sistema batek itzuli du. Informazio gehiago, hemen.

Euskarara itzultzeko sistemek aurrerapen handiak izan dituzte azken urteotan, baina oraindik badute zer hobetua. Hobekuntza horren parte izan nahi? Aukeratu esaldi osoak nahieran, eta klikatu hemen.

Angel Gil, Espainiako Nutrizio Elkarteko presidentea

D bitamina-maila egokiek minbizi-mota batzuk prebenitzen dituzte, hala nola kolonarena, bularrarena eta prostatarena.

  • Egilea: Egilea
  • arabera: Asteartea, 2013ko otsailaren 19a

Irudia: CONSUMER EROSKI

La vitamina D es más importante para el organismo de lo que se creía. Sus funciones van más allá de su contribución al desarrollo y mantenimiento del sistema musculoesquelético, puesto que tener niveles adecuados es fundamental para no desarrollar enfermedades graves, como cáncer de mama, colon y próstata, diabetes, enfermedades cardiovasculares y autoinmunes, como la artritis reumatoide, o para combatir las infecciones. Dos son las fuentes fundamentales de obtención de esta vitamina: la exposición solar y el consumo de los alimentos, como algunos pescados (el salmón y la sardina) y los lácteos. Sin embargo, en los últimos años, el exceso de precaución frente al sol con el uso de cremas solares ha conducido a que incluso los residentes en países tan soleados como España tengan un déficit de esta sustancia. De hecho, se estima que en todo el mundo hay mil millones de personas con una concentración baja del metabolito de vitamina D, apunta en esta entrevista Ángel Gil, catedrático de Biología y Bioquímica Molecular de la Universidad de Granada y presidente de la Sociedad Española de Nutrición, con motivo del Workshop “Una actualización de los conocimientos actuales de la vitamina D”, organizado por la Fundación Iberoamericana de Nutrición (FINUT) y celebrado en Santiago de Compostela. Gil preside también el vigésimo Congreso Internacional de Nutrición 2013 que dispone la Unión Internacional de Ciencia Nutricional (IUNS) en Granada.

D bitaminaren mailak neurtzea

Los niveles de vitamina D se miden con un análisis del plasma sanguíneo en el que se busca el metabolito que resulta de su síntesis, el 25 calcifenol. Cuando una persona tiene una concentración de menos de 12 milígramos (mg) por mililitro (ml), se dice que padece una deficiencia severa; cuando está entre 12 y 20 mg/dl, que tiene deficiencia; entre 20 y 30, insuficiencia; y si tiene más de 30, se considera normal, informa Ángel Gil.

Sin embargo, en la práctica clínica habitual no se miden sus niveles sino la funcionalidad del organismo, de forma que el médico deduce, a partir de signos y síntomas, si se padece un déficit. La medición de sus niveles no se hace a través de un análisis de sangre ordinario, sino que hay que solicitar uno adicional y específico. Sin embargo, a menos que los pacientes formen parte de un subgrupo de la población con riesgo de deficiencia de vitamina D, como las mujeres postmenopáusicas, no es una costumbre frecuente.


Hau interesa dakizuke:

Infografiak | Argazkiak | Ikerketak