Saltatu nabigazio-menua eta joan edukira

EROSKI CONSUMER, kontsumitzailearen egunkaria

Bilatzailea

Fundazioaren logotipoa

EROSKI CONSUMERen kanalak


Kokaleku honetan zaude: Azala > Osasuna eta psikologia

Artikulu hau itzulpen automatikoko sistema batek itzuli du. Informazio gehiago, hemen.

Euskarara itzultzeko sistemek aurrerapen handiak izan dituzte azken urteotan, baina oraindik badute zer hobetua. Hobekuntza horren parte izan nahi? Aukeratu esaldi osoak nahieran, eta klikatu hemen.

Cristina Pérez Lázaro, Lozano Blesa Ospitale Kliniko Unibertsitarioko Iktus-unitateko Iktus Unitatea (Zaragoza)

Iktus baten sintomak direla eta, 061 zenbakira deitu behar da

  • Egilea: Argitaratze-dataren
  • arabera: Asteartea, 2014ko urtarrilaren 07a

El 68% de la población no es capaz de identificar los síntomas del ictus, lo hace de manera incorrecta e, incluso, lo confunde con un infarto de corazón. Además, solo el 23% llamaría a los servicios de emergencias a través del 061 o del 112, cuando esta es la mejor opción para atender este accidente cerebrovascular. La atención al ictus siempre debe considerarse una urgencia puesto que, cuanto antes se trate, mayores son las probabilidades de sobrevivir y, además, de hacerlo sin secuelas. Sin embargo, solo el 22% de los encuestados afirma que iría al hospital por sus propios medios, el 32% avisaría a su médico de cabecera y algunos alertarían a un familiar o conocido o, lo que es más peligroso todavía, pedirían cita con el médico de familia y esperarían en casa. Estas son algunas de las conclusiones del “Estudio sobre el conocimiento de los síntomas de alarma del ictus en la población del Área III de Salud de Zaragoza”, que se estima que pueden ser extrapolables al resto de la geografía española, según expone en esta entrevista Cristina Pérez Lázaro, jefa de la Unidad de Ictus del Servicio de Neurología del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa (Zaragoza) y miembro de la Sociedad Española de Neurología (SEN).

Iktusa Espainian ezagutzea

El “Estudio sobre el conocimiento de los síntomas de alarma del ictus en la población del Área III de Salud de Zaragoza”, junto con otro trabajo realizado en Extremadura, con resultados similares, se presentó en el LXV Reunión Anual de la SEN. Puesto que la muestra “no llega a 600 personas, debemos realizar otro estudio de muestra más amplia”, señala Cristina Pérez-Lázaro.

Txosten zabalago bat falta denez, Jaime Gállego Culleré gaixotasun zerebrobaskularreko taldearen koordinatzaileak adierazi du “aurkeztutako azterketak bi eremu jakinetan (Zaragoza eta Extremadura) egin badira ere, lortutako datuak Espainiako gainerako lurraldeetara estrapola daitezkeela uste dugu”.

Izan ere, Pérez-Lázarok esan du datu horiek bat datozela iktusari buruzko beste zundaketa batzuetan agertzen diren joerekin, Bartzelonako Vall d’Hebron ospitaleak egindako bat bezala; emaitza hobeak izan dituzte, nahiz eta linea berean egon; edo Albaceten egindako beste bat, populazio-lagin nahiko handia duena.


Iruzkin bat argitaratzen baduzu, datu-babesari buruzko politika onartzen duzu

Hau interesa dakizuke:

Infografiak | Argazkiak | Ikerketak