Saltatu nabigazio-menua eta joan edukira

EROSKI CONSUMER, kontsumitzailearen egunkaria

Bilatzailea

Fundazioaren logotipoa

EROSKI CONSUMERen kanalak


Kokaleku honetan zaude: Azala > Osasuna eta psikologia > Osasun-laguntza

Artikulu hau itzulpen automatikoko sistema batek itzuli du. Informazio gehiago, hemen.

Euskarara itzultzeko sistemek aurrerapen handiak izan dituzte azken urteotan, baina oraindik badute zer hobetua. Hobekuntza horren parte izan nahi? Aukeratu esaldi osoak nahieran, eta klikatu hemen.

Esperanza Sánchez Neumologia eta Kirurgia Torazikoko Espainiako Elkarteko Erizaintza eta Fisioterapia Saileko koordinatzaile ohia (SEPAR)

Inhalagailuak ondo ez erabiltzeak arnas gaixotasuna larriagotzea eragin dezake.

  • Egilea: Argitaratze-dataren
  • arabera: Asteartea, 2013ko martxoaren 26a

Los fármacos que se toman por vía inhalada son muy eficaces para controlar enfermedades respiratorias crónicas como el asma o la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Sin embargo, al usar los inhaladores, se cometen muchos errores y de todo tipo, algunos de ellos muy jocosos. Un estudio revela que entre el 50% y el 60% de los profesionales sanitarios, según el dispositivo de inhalación que se utilice, no sabe realizar de forma adecuada alguno de los pasos de la técnica de inhalación y, por lo tanto, no la explica bien a los pacientes. A raíz de estos datos, sería recomendable reciclar y educar tanto a los profesionales sanitarios como a los pacientes cada tres meses, según cuenta en esta entrevista Esperanza Sánchez, enfermera, máster en Ciencias de la Salud y coordinadora del libro ‘Inhalando Sonrisas. Algo más sobre inhaladores’, del área de Enfermería y Fisioterapia de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), de la que fue coordinadora, con el apoyo de Fundación Respira-Fundación Española del Pulmón y el patrocinio de Chiesi.

Inhalagailuak erabiltzean akatsak

Las equivocaciones que cometen los pacientes al autoadministrarse un fármaco por vía inhalada son muchos y muy variados. En el libro ‘Inhalando sonrisas. Algo más sobre inhaladores’, se incluye un compendio de algunos tan sorprendentes como acostarse para tomar la dosis del medicamento inhalado, cuando no es necesario; pulverizar el tratamiento inhalado al aire para luego intentar inspirar el medicamento en suspensión en la atmósfera de la habitación con la boca bien abierta; usar el inhalador tapado; ponerse gafas de sol para evitar que el producto caiga en los ojos; soplar en vez de inhalar; inhalar el producto por la parte metálica y no por la boquilla del dispositivo de inhalación; presionar y tomarse demasiadas dosis; e, incluso, un descuido que podría haberle costado la vida a un paciente por atragantamiento, como aspirar un fruto seco que se había colado en la boquilla del dispositivo de inhalación, al llevarlo destapado en el bolso.

Etiquetas:

asma epoc paciente-eu


Hau interesa dakizuke:

Infografiak | Argazkiak | Ikerketak