Artikulu hau itzulpen automatikoko sistema batek itzuli du. Informazio gehiago, hemen.

Euskarara itzultzeko sistemek aurrerapen handiak izan dituzte azken urteotan, baina oraindik badute zer hobetua. Hobekuntza horren parte izan nahi? Aukeratu esaldi osoak nahieran, eta klikatu hemen.

Elkarrizketa

Gema García Gálvez, Quirón Ospitaleko Zoru Pelbikoaren Unitateko ginekologo arduraduna, Madrilen

Zona intimoaren autoezagutzeak sexu-harremanak hobetzen ditu eta garaiz atzematen laguntzen du
Egilea: EROSKI Consumer 2012-ko urriak 2
Img gemagarciagalvez list
Imagen: CONSUMER EROSKI

Más de la mitad de de las mujeres no conoce bien su zona íntima, con independiencia de su edad, y el 80% ignora qué partes de sus genitales intervienen en la respuesta sexual, según una encuesta sobre el autoconocimiento de las mujeres de su zona íntima, realizada por iniciativa de la página de Facebook Centradaenti, de TENA Lady. Esta falta de conocimiento puede atribuirse a una educación sexual aún demasiado pudorosa en España. Sin embargo, se hace necesario dominarla bien para poder identificar posibles cambios patológicos y mejorar las relaciones sexuales, a juicio de Gema García Gálvez, ginecóloga y responsable de la Unidad de Suelo Pélvico del Hospital Quirón, de Madrid. García Gálvez es coimpulsora, junto a la sexóloga Natalia Domínguez, de la iniciativa “Espejo Íntimo”, una aplicación con la que se pretende aumentar el nivel de conocimiento de las mujeres desde el punto de vista ginecológico, urológico y sexual.

Emakumezkoen barne-eremua, ezezagun bat

Las mujeres conocen poco su anatomía íntima, según se desprende de la encuesta de autoconocimiento de esta parte del cuerpo realizada por la ginecóloga Gema García Gálvez y la sexóloga Natalia Domínguez para TENA Lady. Sin embargo, el autoconocimiento y la autoexploración son fundamentales para saber identificar problemas como el quiste de Bartolino o el prolapso del suelo pélvico, así como saber ir al médico por motivos justificados y no por causas innecesarias, según explica Gema García Gálvez.

El conocimiento de la respuesta sexual es también escaso. Solo una de cada cinco mujeres encuestadas supo responder que intervienen el bulbo vestibular y el suelo pélvico. La gran mayoría de mujeres, con independencia de la edad, tienen muchas dudas. El 50% no sabe definir qué es el punto G (una zona muy sensible por su gran concentración de terminaciones nerviosas) y el 40% lo confunden con el clítoris. Otra creencia errónea muy asentada es que hay dos tipos diferentes de orgasmo, el vaginal y el clitoriano, cuando, en realidad, solo hay uno y lo que varía es la forma de conseguirlo, como comenta Domínguez.