Saltatu nabigazio-menua eta joan edukira

EROSKI CONSUMER, kontsumitzailearen egunkaria

Bilatzailea

Fundazioaren logotipoa

EROSKI CONSUMERen kanalak


Kokaleku honetan zaude: Azala > Osasuna eta psikologia

Artikulu hau itzulpen automatikoko sistema batek itzuli du. Informazio gehiago, hemen.

Euskarara itzultzeko sistemek aurrerapen handiak izan dituzte azken urteotan, baina oraindik badute zer hobetua. Hobekuntza horren parte izan nahi? Aukeratu esaldi osoak nahieran, eta klikatu hemen.

José Vicente González Navarro, Espainiako Kontrazepzioaren Elkarteko presidentea (SEC)

Hormona-antisorgailu konbinatuen abantaila handia da haien segurtasun handia

  • Egilea: Argitaratze-dataren
  • arabera: Asteartea, 2013ko azaroaren 19a

La píldora, los parches y los anillos vaginales forman parte de los denominados anticonceptivos hormonales combinados. Desde su comercialización en 1960, los han utilizado millones de mujeres. A medida que se han incorporado nuevos productos de este tipo se les ha clasificado como anticonceptivos de primera, segunda, tercera y cuarta generación, aunque esta catalogación se ha basado en un criterio cronológico y no científico, puesto que los fármacos apenas han variado en su composición y mecanismo de acción. Esto significa que se cuenta con una amplia experiencia en el uso de estos fármacos y que sus efectos son bien conocidos. Por eso, recientes casos de tromboembolismo venoso grave, ocurridos en Francia, han llevado tanto a las autoridades españolas como a los profesionales sanitarios a puntualizar que la mayoría de los efectos secundarios de estos tratamientos son menores, se suelen dar al inicio y el tromboembolismo es muy poco frecuente en mujeres que no tienen este tipo de riesgo. Por el contrario, se obtienen diversos beneficios para la salud femenina, como ayudar a prevenir futuros casos de cáncer de ovario o endometrio, según explica en esta entrevista José Vicente González Navarro, presidente de la Sociedad Española de Contracepción (SEC) y ginecólogo en el Hospital Clínico de Zaragoza.

Pilularen eraginkortasuna eta erabilera

“La eficacia de la píldora en condiciones teóricas ideales, es decir, sin olvidarse de tomarla, es de por debajo de 0,5% fallos (alrededor del 0,3%). En la calle es un poco peor porque se interrumpe la toma -las mujeres no se acuerdan-, y hay hasta un 8% de fallos en la población con un muy mal cumplimiento (y, por lógica, en estos casos no funciona el anticonceptivo). La media es de entre un 1% y un 1,5% de las mujeres usuarias, cuando se tiene en cuenta a los colectivos que no hacen un buen uso de la píldora. Así que podríamos decir que los fallos se sitúan entre el 0,3% y el 1,5%”, informa José Vicente González Navarro.

“La píldora es un método anticonceptivo muy eficaz, seguro y que aporta ventajas para la salud global de la mujer, por lo que debería haber un mayor uso. En España, la píldora, el anillo o el parche los utilizan el 20% de las mujeres en edad fértil, muy por debajo de Francia, donde los usan el 40%; o Alemania, el 35%; e, incluso, de Italia y Portugal, con un 30% y 60%, respectivamente, que son países de nuestro entorno”, destaca González Navarro.


Iruzkin bat argitaratzen baduzu, datu-babesari buruzko politika onartzen duzu

Hau interesa dakizuke:

Infografiak | Argazkiak | Ikerketak