Saltatu nabigazio-menua eta joan edukira

EROSKI CONSUMER, kontsumitzailearen egunkaria

Bilatzailea

Fundazioaren logotipoa

EROSKI CONSUMERen kanalak


Kokaleku honetan zaude: Azala > Osasuna eta psikologia > Osasun-laguntza

Artikulu hau itzulpen automatikoko sistema batek itzuli du. Informazio gehiago, hemen.

Euskarara itzultzeko sistemek aurrerapen handiak izan dituzte azken urteotan, baina oraindik badute zer hobetua. Hobekuntza horren parte izan nahi? Aukeratu esaldi osoak nahieran, eta klikatu hemen.

Manuel Martínez-Sellés, Kardiologiako Espainiako Elkarteko Kardiologia Geriatrikoaren Ataleko lehendakaria

65 urtetik gorakoen heriotzen erdiak kausa kardiobaskularra du

  • Egilea: Argitaratze-dataren
  • arabera: Asteartea, 2014ko urtarrilaren 14a

La edad avanzada no debe ser el criterio exclusivo que rija el acceso de las personas mayores con una enfermedad cardiovascular a recibir un tratamiento médico o una intervención mediante cateterismo. Sin embargo, estudios recientes, como el PEGASO, demuestran que esto está pasando en España. Los pacientes no acceden todo lo que sería deseable a tratamientos que pueden reportarles enormes beneficios y alargarles la vida. La crisis económica ha implicado una reducción del acceso a estos tratamientos, aunque los profesionales sanitarios se esfuerzan en seleccionar bien a los pacientes y evitar que fallezcan de enfermedad cardiovascular mientras aguardan en la lista de espera para recibir un tratamiento, según explica en esta entrevista Manuel Martínez-Sellés, jefe de la sección de Cardiología del Hospital Gregorio Marañón (Madrid), profesor titular de la Universidad Europea de Madrid (UCM) y presidente de la Sección de Cardiología Geriátrica de la Sociedad Española de Cardiología (SEC).

Aorta-estenosi larria, oso ohikoa zaharretan

“PEGASO azterketa aorta-estenosi larriko estatu-mailako erregistro bat da, eta laurogei urtetik gorakoen arteko patologia oso prebalentea da. 80 urte edo gehiagoko pertsonen artean, %8k pairatzen dute, eta oso pronostiko txarra du interbentzioa egiten ez bada”, esan du Manuel Martínez-Sellések.

Según explica este cardiólogo, “la mayoría de los afectados, una vez que surgen los síntomas, viven uno o dos años más. Requieren un tratamiento para mejorar este pronóstico, como una intervención mediante cirugía o cateterismo, que se realiza a partir de un pinchazo en la ingle y mediante el cual se introduce una nueva válvula aórtica. En ambos casos, los pacientes mejoran de forma notable, así como su supervivencia”.

1,8


Iruzkin bat argitaratzen baduzu, datu-babesari buruzko politika onartzen duzu

Hau interesa dakizuke:

Infografiak | Argazkiak | Ikerketak