Saltatu nabigazio-menua eta joan edukira

EROSKI CONSUMER, kontsumitzailearen egunkaria

Bilatzailea

Fundazioaren logotipoa

EROSKI CONSUMERen kanalak


Kokaleku honetan zaude: Azala > Osasuna eta psikologia > Osasun-arazoak

Artikulu hau itzulpen automatikoko sistema batek itzuli du. Informazio gehiago, hemen.

Euskarara itzultzeko sistemek aurrerapen handiak izan dituzte azken urteotan, baina oraindik badute zer hobetua. Hobekuntza horren parte izan nahi? Aukeratu esaldi osoak nahieran, eta klikatu hemen.

María Neira, Osasunaren Mundu Erakundeko Osasun Publiko eta Ingurumen Saileko zuzendaria

Airearen kutsadura eta obesitatea arazo larriak dira, eta horiei aurre egin behar diegu

  • Egilea: Argitaratze-dataren
  • arabera: Asteartea, 2013ko azaroaren 26a

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha anunciado en fechas recientes que la contaminación atmosférica causa cáncer. El crecimiento demográfico mundial empuja a la ciudadanía a concentrarse en las grandes urbes, donde en 2050 residirá el 70% de la población mundial. Esto significa que para disminuir el riesgo de enfermar por la deficiente calidad del aire de las ciudades, habrá que impulsar diversas medidas como suprimir la producción industrial en los núcleos urbanos, crear zonas verdes de fácil acceso y fomentar el transporte público, entre otras. Estos mismos espacios naturales ayudarán a promover una vida más activa y menos sedentaria en las ciudades, pues la otra gran batalla en salud pública será contra la obesidad. En cualquier caso, hay que invertir en salud, porque reporta beneficios a las grandes poblaciones, mientras que reducir el presupuesto para sanidad nunca es una buena idea. Así lo cuenta en esta entrevista María Neira, directora del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en su paso por Barcelona, donde ha sido invitada a las jornadas “Ciudades verdes. Gente saludable. Planificando espacios urbanos saludables” por BDebate y el CREAL (Centro de Investigación Epidemiológica y Medioambiental), perteneciente a la alianza ISGlobal.

Kutsatutako airearen aurkako herritarren presioa

En algunas partes del planeta, como China, la contaminación atmosférica es un problema muy grave, hasta el punto de que sus urbes se han denominado ciudades del cáncer. La situación ya no se puede clasificar como preocupante, sino alarmante, pues ya se han registrado casos extremos de afectación como el de una niña de solo ocho años, que ha desarrollado cáncer de pulmón.

Ante estas situaciones, María Neira expone lo siguiente: “Como ciudadanos, se puede hacer poco, no se puede cambiar la calidad del aire. Es algo que no depende en exclusiva de la persona, pero sí que puede usar menos el coche privado e ir en transporte público. Cuando este no sea suficiente, es bueno que los ciudadanos ejerzan presión a los responsables políticos de la salud pública para pedirles que la calidad del aire cada vez sea mejor y que tomen medidas para reducir los vehículos en las ciudades. Como ciudadanos, podemos aportar nuestro granito de arena”.


Iruzkin bat argitaratzen baduzu, datu-babesari buruzko politika onartzen duzu

Hau interesa dakizuke:

Infografiak | Argazkiak | Ikerketak