Saltatu nabigazio-menua eta joan edukira

EROSKI CONSUMER, kontsumitzailearen egunkaria

Bilatzailea

Fundazioaren logotipoa

EROSKI CONSUMERen kanalak


Kokaleku honetan zaude: Azala > Osasuna eta psikologia

Artikulu hau itzulpen automatikoko sistema batek itzuli du. Informazio gehiago, hemen.

Euskarara itzultzeko sistemek aurrerapen handiak izan dituzte azken urteotan, baina oraindik badute zer hobetua. Hobekuntza horren parte izan nahi? Aukeratu esaldi osoak nahieran, eta klikatu hemen.

Natalia Domínguez, psikologo klinikoa eta sexologoa Psikologia Kliniko Kognitiboaren Espainiako Elkartearen (AEPCCC) Sexu Gaixotasunen Unitatean

Menopausian, kitzikapena eta orgasmoa ez dira hain indartsuak

  • Egilea: Egilea
  • arabera: Asteartea, 2012ko azaroaren 20a

Irudia: CONSUMER EROSKI

El sexo es sinónimo de salud y, al llegar la menopausia, no hay por qué decirle adiós. El debilitamiento de los músculos del suelo pélvico y la sequedad vaginal que se producen con la menopausia hacen que la mujer se sienta menos excitada, sus orgasmos sean menos intensos, note dolor durante el coito y tenga menos deseo sexual. Debido a ello, puede que se empiecen a evitar los contactos sexuales con su pareja y que se acabe abandonando esta faceta de la vida. Sin embargo, en la actualidad, hay soluciones que se pueden aplicar para seguir disfrutando de la sexualidad, como el uso de cremas hidratantes para lubricar la vagina, que se deben usar a diario; bolas terapéuticas y ejercicios para fortalecer el suelo pélvico; la terapia hormonal sustitutiva para contrarrestar los síntomas de la menopausia; y apoyo psicológico a la mujer y a su pareja para reconducir su situación. Ambos deben saber que lo idóneo en esta nueva etapa vital de la mujer es olvidarse de la asociación sexo-coito y pasar a disfrutar de unas relaciones sexuales basadas en los sentidos. Así lo explica en esta entrevista Natalia Domínguez, psicóloga clínica especializada en sexología de la Unidad de Disfunciones Sexuales de la Asociación Española de Psicología Clínica Cognitivo Conductual (AEPCCC), directora y docente en el Máster “Sexología de Pareja” de la AEPCCC, en Madrid, y experta asesora de la plataforma ‘Centrada en ti’, de TENA Lady. En fechas recientes, ha participado en el Fórum Mujer y Menopausia, en Barcelona.

Pelbiseko muskulaturentzako bola terapeutikoak

Las bolas chinas o bolas terapéuticas permiten realizar un trabajo muy completo con la musculatura pélvica. Hay disponibles de diferentes pesos (no solo hay bolas de silicona) y el tratamiento con estas bolas para fortalecer los músculos debilitados del suelo pélvico consiste en introducirlas en el primer tercio de la vagina (no hasta el fondo) y, para ir adquiriendo resistencia, moverlas y, así, ejercitar los músculos vaginales, cada día, 15, 30 o 45 minutos, informa Natalia Domínguez.

Antes de introducirlas, también se aconseja aplicar un poco de lubricante y contar con el diagnóstico de un ginecólogo o fisioterapeuta especializado para cerciorarse de que no exista ninguna anomalía o disfunción vaginal que impida utilizarlas y para saber cómo hacer un buen uso de ellas. “Del mismo modo que vamos a un gimnasio para trabajar nuestro cuerpo, la vagina está sujeta por una musculatura, que es el suelo pélvico, que también hay que trabajar y ejercitar, no solo para prevenir la incontinencia de la orina, sino para potenciar la intensidad de los orgasmos”, explica Domínguez.


Hau interesa dakizuke:

Infografiak | Argazkiak | Ikerketak