Saltatu nabigazio-menua eta joan edukira

EROSKI CONSUMER, kontsumitzailearen egunkaria

Bilatzailea

Fundazioaren logotipoa

EROSKI CONSUMERen kanalak


Kokaleku honetan zaude: Azala > Osasuna eta psikologia

Artikulu hau itzulpen automatikoko sistema batek itzuli du. Informazio gehiago, hemen.

Euskarara itzultzeko sistemek aurrerapen handiak izan dituzte azken urteotan, baina oraindik badute zer hobetua. Hobekuntza horren parte izan nahi? Aukeratu esaldi osoak nahieran, eta klikatu hemen.

Pedro Manonelles, Espainiako Kirol Medikuntzaren Federazioko presidentea (FEMEDE)

Argaltzeko, ariketa fisikoa dieta baino eraginkorragoa da

  • Egilea: Egilea
  • arabera: Asteartea, 2013ko apirilaren 02a

Irudia: CONSUMER EROSKI

El ejercicio físico no debe tomarse como una panacea para solucionar todos los problemas de salud del organismo. Sin embargo, cada vez hay más estudios que señalan que resulta muy beneficioso para prevenir y ayudar a tratar numerosas enfermedades crónicas, en especial, la obesidad. La práctica regular de actividad física es tan importante que, incluso, es más efectiva que hacer solo dieta para perder peso, aunque los expertos aconsejan combinar ambas estrategias. El ejercicio físico se debe realizar a cualquier edad, acorde a las capacidades y preferencias de cada persona. Para mejorar la salud del corazón y mantener a raya los factores de riesgo cardiovascular, basta con unos 20 minutos diarios de práctica aeróbica cuatro o cinco veces a la semana, pero si lo que se pretende es perder peso, hay que intentar hacer las actividades habituales de la vida cotidiana en movimiento y añadirles otros ejercicios, expone en esta entrevista Pedro Manonelles, médico especialista en Medicina del Deporte, presidente de la Federación Española de Medicina del Deporte (FEMEDE) y director de la revista ‘Archivos de Medicina del Deporte’.

Ariketa fisikoa eskola-eremuan

La epidemia de obesidad infantil es un problema de salud personal -para los afectados- y de salud pública -para la población general- que no para de aumentar. Las medidas impulsadas por las autoridades sanitarias han demostrado ser “incapaces de controlarla”, por lo que “desde diferentes ámbitos de la medicina se recomienda una intervención en el aspecto educativo, para introducir más clases de educación física activas, de manera que los alumnos no estén sentados en las aulas, recibiendo información sobre aspectos de la actividad física, sino que los lleven a un patio, pabellón o piscina y se muevan”, señala Pedro Manonelles.

“Hay que aprovechar los espacios escolares y los tiempos de escolarización para que los niños hagan ejercicio, porque lo que no hagan en el colegio, no lo harán fuera. El sedentarismo es un problema de gran calado que trasciende al niño y a los padres. Debemos asumir todos este reto que tenemos y, si no es así, seremos incapaces de controlar la epidemia de obesidad infantil, hipertensión y colesterol en niños, con unos índices muy preocupantes”, advierte Manonelles.


Hau interesa dakizuke:

Infografiak | Argazkiak | Ikerketak